Ébola: castidad después de sobrevivir

0
Sanitarios planifican las actuaciones para combatir el Ébola en Sierra Leona
Sanitarios planifican las actuaciones para combatir el Ébola en Sierra LeonaÉbola: castidad después de sobrevivir
Los hombres supervivientes al Ébola en Liberia están siendo advertidos por las autoridades locales de salud de que se abstengan de tener relaciones sexuales durante al menos tres meses después de ser dados de alta en los centros de tratamiento, por temor a que el virus todavía se pueda transmitir.

 

«Después de superar el Ébola, tendrá que esperar tres meses antes de tener sexo», explica un anuncio de la radio en Monrovia, la capital de Liberia. «Si usted no guarda abstinencia podría infectar a su esposa, que enfermaría de Ébola». El Ministerio de Salud y Bienestar Social está difundiendo mensajes de abstinencia similares a nivel nacional a través de anuncios de televisión, vallas publicitarias y con actividades de promoción diversas, en las que participan trabajadores de salud que salen a la calle para explicar esas medidas a la gente.
Actualmente hay más de 500 supervivientes de Ébola en Liberia, según datos del ministerio de Salud.

¿Temores infundados?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que, si bien no hay casos registrados de la transmisión sexual de la enfermedad, los estudios realizados en la República Democrática del Congo y Uganda han demostrado que el virus Ébola puede vivir en el semen de los hombres durante al menos 82 días después de la aparición de los primeros síntomas. Los expertos realmente no saben si el virus se puede transmitir por esa vía, porque no existe evidencia científica de ello. Hasta el momento no se ha podido demostrar que un hombre infectado haya contagiado a ninguna mujer de esa manera. Lo único que se sabe es que el virus está presente en el semen durante tres meses después de la infección. Ante esa tesitura, los expertos aconsejan a los hombres que salen de los centros de tratamiento que no mantengan relaciones sexuales durante al menos ese período como medida de precaución. Si la abstinencia no es posible, entonces parecería recomendable usar preservativos.
La Organización Mundial de la Salud hila más fino, y recomienda a los hombres que mantengan una buena higiene después de la masturbación, para evitar que contagien a otros si, por ejemplo, no se han lavado las manos después de esa práctica sexual. Los expertos de la OMS todavía no saben por qué el virus puede vivir en el semen más de lo que puede en la sangre o saliva, o por qué vive en solamente semen de algunos hombres. Sólo se han realizado cuatro estudios centrados en la búsqueda del virus Ébola en el semen de los hombres sobrevivientes desde 1977. De los 43 pacientes estudiados sólo tres tenían el virus vivo en su semen.

Mejor prevenir que curar

Según las autoridades liberianas, estas recomendaciones están siendo respetadas por los sujetos, por temor a contagiar a sus esposas. Saben que son sólo tres meses de abstinencia y prefieren aguantar las ganas de practicar sexo que afrontar de nuevo la enfermedad, esta vez sufrida por su pareja.
Algunos sanitarios, sin embargo, dicen que muchos de los sujetos no están respetando esa recomendación, por lo que los oficiales de salud intentan convencer a las esposas de que no cedan a la tentación.

La abstinencia no es la respuesta

A pesar de la no certeza de la propagación del virus a través de relaciones sexuales, Médicos Sin Fronteras (MSF) recomiendan prácticas sexuales seguras, más que abstinencia forzosa, durante los tres meses siguientes a la recuperación. «Si el paciente y su pareja prefieren abstenerse durante este tiempo, esa es su decisión. Pero si se utilizan preservativos de forma sistemática, no hay necesidad». 

El uso de condones, sin embargo, es sólo una medida de seguridad. MSF dice que el esfuerzo debe centrarse en los principales modos de transmisión del Ébola, incluidas las prácticas funerarias inseguras, el cuidado en los contactos con una persona infectada y el adecuado manejo de los materiales que han sido inpregnados por los fluidos corporales de una persona enferma. MSF no cree que sea prioritaria la campaña de uso de preservativos en ese caso, y aún menos la abstención, ya que -insisten- no hay casos documentados de la transmisión sexual del virus.
Traducido por ActualidadHumanitaria

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí