declaracion de nueva york

0
La Cumbre de la Asamblea General de la ONU sobre Refugiados y Migrantes adopta compromisos clave para salvaguardar a quienes se ven obligados a huir de sus países
La Declaración de Nueva York compromete a proteger los Derechos de los refugiados y migrantes

En la Cumbre de Alto Nivel de la ONU celebrada ayer en Nueva York, los gobiernos de 193 países adoptaron compromisos clave -Declaración de Nueva York- para mejorar la protección de los millones de refugados y migrantes que se han visto obligados a abandonar sus hogares. La Cumbre reunió a los líderes de gobiernos y de la ONU,  así como representantes de la sociedad civil con la intención de salvaguardar de mejor forma los derechos de los refugiados y los migrantes y compartir la responsabilidad a escala mundial.

  • Los países deberán compartir responsabilidades y hacer un esfuerzo para financiar el apoyo a refugiados y migrantes
  • Los países de acogida deberán facilitar el trabajo a los refugiados y escolarizar a los niños

«Los refugiados y los migrantes no deben ser vistos como una carga, tienen un gran potencial. Sólo hay que descubrirlo», dijo el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, en el discurso de apertura de la Cumbre. «Hay que situar los derechos humanos de todos los refugiados y migrantes en el centro de nuestros compromisos», dijo.

La Declaración de Nueva York, el documento que se aprobó tras la Cumbre, adptó una serie de compromisos clave. Entre ellos un llamamiento a que los países que pueden reasentar o reunificar más refugiados que lo hagan. También hace un llamamiento a los países más ricos para que reconozcan su responsabilidad para proporcionar la financiación necesaria y que hagan inversiones reales en las comunidades que acogen a gran número de refugiados. Otra de las peticiones es que los gobiernos se comprometan a posibilitar que los refugiados puedan trabajar y los niños ser escolarizados. También insta a los gobiernos a abordar los factores que provocan los desplazamientos forzosos de población.

La Declaración reserva a ACNUR, la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, el papel de desarrollar un marco de respuesta integral para los refugiados, con una financiación suficiente y la posibilidad de intervenir tempranamente antes de que las circunstancias obliguen a las personas a abandonar sus países.

Según Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, la Declaración “marca un compromiso político de fuerza y resonancia sin precedentes”, y aborda una de las fallas del sistema: la de compartir las responsabilidades.

Grandi se comprometió a trabajar con los líderes mundiales para gestionar el desplazamiento forzado con base a esos principios. Hizo también un llamamiento a los gobiernos para que se comprometan política y financieramente.

La adopción ayer de la Declaración de Nueva York será hoy por la Cumbre de Líderes sobre la Crisis Mundial de los Refugiados, convocada por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. En este caso, se espera que los participantes hagan compromisos concretos en forma de fondos adicionales, nuevos lugares para reasentamiento o más oportunidades para los refugiados en las comunidades de acogida.

{jcomments on}

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí