Últimas Noticias

Cuerno de Africa: insurgentes impiden acceso de desplazados

Somalia: los insurgentes impiden que los desplazados lleguen a las zonas donde se está prestando ayuda

  • 750.000 personas en riesgo de muerte en los próximos meses, según las Agencias de la ONU

Nairobi, 6 de septiembre de 2011. IRIN– Los insurgentes de Al-Shabab están impidiendo que miles de personas que huyen de la hambruna que sufre Somalia accedan a las zonas en Mogadiscio en las que se está prestando ayuda alimentaria y médica internacional, y les están obligando a alojarse en un campamento improvisado situado a 50 kilómetros al sur de la capital, donde el acceso de la ayuda es muy limitado y donde se han reunido más de 45.000 personas en condiciones muy precarias.

 

En Mogadiscio cientos de miles de personas tienen acceso a alimentos y otra asistencia humanitaria, pero la inseguridad impide a muchas agencias de ayuda internacional llegar a lugares situados a pocos kilómetros de la capital. Un trabajador de una organización humanitaria dijo Al-Shabab iba a impedir a los desplazados de llegar a la ciudad «por dos razones. La primera es porque no quieren que la gente abandone las zonas que tienen controladas, y la segunda, porque no quieren ser vistos como incapaces de ayudar a los necesitados. La llegada de más desplazados significa que no son capaces de atender a los suyos.

Dentro del improvisado campo, bautizado como K50, hay aproximadamente 7.500 familias, un total de 45.000 personas con un serio problema de abastecimiento de alimentos, agua, alojamiento o saneamiento. En este sentido, algunas organizaciones ya han advertido que la salud de esas personas se va a deteriorar día a día.

Cuando llegan, principalmente de las regiones afectadas por el hambre del sur de Bay y Bakool, «muchos están malnutridos, con niños severamente desnutridos”. Un trabajador de una organización aseguró que el día que él había visitado el campamento, murieron seis niños.

En un informe de 5 de septiembre, la ONU advirtió de que al menos cuatro millones de personas estaban en peligro en Somalia, “con 750.000 personas en riesgo de muerte en los próximos cuatro meses en ausencia de respuesta adecuada». El informe recordó que decenas de miles de personas ya habían muerto, más de la mitad de ellos niños. «Suponiendo que el nivel actual de respuesta siga siendo el mismo que ahora, se espera un aumento de las víctimas en los próximos cuatro meses”, añade el informe.

Los niños más afectados

Shafie Mohamed Abdi, un médico voluntario que dirige una clínica en K50, declaró a IRIN que casi todos los niños en el campamento estaban desnutridos y sufren de enfermedades relacionadas con el hambre. «Muchas de las madres gestantes y lactantes y personas mayores también sucumben al hambre». Además, ya habían sufrido un brote de sarampión y de diarrea en el campo. «Algunos de los niños llegan aquí ya sufren de muchas enfermedades debido a su débil estado de salud.»

Abdi dijo que la clínica tiene carencias de casi todo. “Necesitamos más medicamentos y agentes de salud voluntarios. Hay mucha necesidad y muy poca ayuda”. En el campo sólo hay dos médicos para los 45.000 residentes del campamento, «todos los cuales necesitan ayuda médica inmediata de un tipo u otro». Abdi dijo que la necesidad más urgente era un centro de alimentación terapéutica, ya que muchos de los niños que llegan aquí están tan débiles que no pueden comer normalmente”.
Traducido por ActualidadHumanitaria.com
{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *