Salam Dipama que perdió a su esposa al dar a luz ahora vive con su hijo Alassan y su madre, que cuida al bebé, Burkina Faso

Campaña de Amnistía Internacional para reducir la mortalidad en el embarazo y el parto

Campaña de Amnistía Salam Dipama que perdió a su esposa al dar a luz ahora vive con su hijo Alassan y su madre, que cuida al bebé, Burkina Faso
Internacional para reducir
la mortalidad en el embarazo y el parto de las mujeres de Burkina-Faso

En Burkina Faso, miles de mujeres mueren anualmente debido a complicaciones durante el embarazo y el parto. Muchas de estas muertes podrían evitarse si las mujeres pudieran acceder a tiempo a la asistencia médica necesaria.
Las ambiciosas estrategias elaboradas por el gobierno burkinés han logrado reducir los índices de mortalidad materna en algunas partes del país. Pero el coste sigue constituyendo un importante obstáculo a la hora de recibir atención, especialmente en el caso de las mujeres de zonas rurales. La política aprobada en 2006 para subvencionar el 80 por ciento de los gastos del parto y convertirlo en totalmente gratuito para las mujeres más pobres no se ha dado a conocer debidamente, lo que ha posibilitado que personal médico exija pagos ilegalmente.

En febrero de 2010, en una reunión con Amnistía Internacional, el presidente de Burkina Faso, Blaise Compaoré, se comprometió a eliminar todas las barreras económicas que obstaculizaban la atención a la salud materna, como parte de una estrategia destinada a luchar contra la mortalidad materna en el país. Pero, de momento, esta promesa no se ha traducido en hechos concretos.

Pide al presidente Compaoré que cumpla su compromiso.  ¡Actúa!

{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.