Últimas Noticias

700 millones de personas podrían convertirse en desplazados en 2030 por la escasez de agua

Once líderes mundiales alertan sobre la crisis del agua: cada gota cuenta

“Necesitamos una nueva perspectiva: repensar cómo entendemos, valoramos y gestionamos el agua como un recurso precioso”, aseguran en una carta abierta y en la que hacen llamamiento a los habitantes del planeta.

El llamamiento han sido hecho hoy por los participantes en el Panel de Alto Nivel que ha reunido a once jefes de Estado en México y que ha dado como resultado el informe “Que cada gota cuente: Una Agenda para la Acción del Agua”. Este informe ha sido entregado al secretario general de la ONU, António Guterres, y se enmarca en el contexto de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El documento revela que el 40% de la población mundial está afectada por la escasez de agua y que, al menos, setecientos millones de personas corren el riesgo de verse desplazadas de aquí al 2030 debido a la falta de este recurso. Esas cifras empequeñecen frente a los 2.000 millones de personas que en este momento sólo tienen acceso a agua que no tiene todas las garantías de salubridad, o los 4.500 millones de personas que no cuentan con unas instalaciones sanitarias suficientemente higiénicas.

Una crisis con múltiples dimensiones

Pero, además, la falta de agua o el límite en el acceso al agua potable tienen ramificaciones que van más allá de la salud y afectan a aspectos sociales, culturales, económicos y medioambientales. Por ejemplo, las mujeres y las niñas sufren más por la falta de agua y de servicios sanitarios poniendo en riesgo no solo su salud, sino su educación también.

Otro ejemplo resulta del hecho de que el 80% de las aguas residuales va  aparar a mareas y ríos sin ser tratada, lo que supone un impacto en el medio ambiente.

También da una idea de la crisis el siguiente dato: el 90% de los mil desastres naturales más devastadores desde 1990 han estado relacionados con el agua. “El mundo afronta una crisis del agua. El agua es un recurso precioso y una de las mayores amenazas al avance económico, la erradicación de la pobreza, la paz, la seguridad y el desarrollo sostenible”, señalan estos líderes en una carta abierta en la que reconocen la necesidad de poner en marcha “políticas sólidas, una gestión transparente e ideas innovadoras”.

También aseguran que es necesario doblar las inversiones en infraestructuras hidráulicas en los próximos cinco años y en buscar formas para hacer atractiva esa inversión.

Pero advierten que los “muchos cambios que se necesitan no van a ser fáciles”.

Una cuestión de vida o muerte

Para el secretario general de la ONU, la escasez de agua “es una cuestión de vida o muerte”. El informe supone una llamada para llevar a cabo un cambio fundamental en la forma en que el mundo gestiona el agua poder lograr así los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular el número 6, relativo al agua limpia y el saneamiento.

Las lluvias torrenciales, los huracanes más potentes y las sequías son algunas de las consecuencias de este fenómeno.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.