Últimas Noticias

Uno de cada cuatro niños en zonas de conflicto está sin escolarizar

Uno de cada cuatro niños en zonas de conflicto está sin escolarizar
En 22 países afectados por conflictos viven 109,2 millones de niños, de los cuales casi 24 millones de niños en edad escolar (entre seis y 15 años) han dejado de ir a la escuela, según un informe presentado ayer por UNICEF. Sudán del Sur es el país donde hay una mayor proporción de niños sin escolarizar, con más de la mitad (51%) de los niños en edad de primaria y secundaria sin acceso a la educación. Níger ocupa el segundo puesto, con un 47% de niños que no pueden asistir a la escuela, seguido de Sudán (41%) y Afganistán (40%).

«Los niños que viven en países afectados por conflictos han perdido sus hogares, familiares, amigos, seguridad y hábitos de estudio. Ahora, con dificultades para aprender incluso lo básico, como la lectura o la escritura, están en riesgo de perder su futuro y dejar de lado la oportunidad de contribuir a sus economías y sociedades cuando llegan a la edad adulta «, dijo el responsable de Educación de UNICEF Jo Bourne.

En los países afectados por conflictos, la recogida de datos sobre los niños es extremadamente difícil y por lo tanto estas cifras pueden ser incluso peores.

UNICEF teme que si no se da prioridad a la provisión de educación en situaciones de emergencia, una generación de niños que viven en conflicto crecerá sin las habilidades que necesitan para contribuir a sus países y economías, lo que agrava la situación ya desesperada de millones de niños y sus familias. La educación sigue siendo uno de los sectores menos financiados en los llamamientos humanitarios. En Uganda, donde UNICEF está proporcionando servicios a los refugiados de Sudán del Sur, la educación se enfrenta a un déficit de financiación del 89%.

«La escuela prepara a los niños con el conocimiento y las habilidades que necesitan para reconstruir sus comunidades una vez que el conflicto ha terminado, y en el corto plazo que les proporciona la estabilidad y la estructura necesaria para hacer frente al trauma que han experimentado. Las escuelas también pueden proteger a los niños de los peligros de traumas físicos. Cuando los niños no están en la escuela, se enfrentan a un mayor riesgo de abuso, explotación y reclutamiento en grupos armados», continuó Jo Bourne.

Durante los episodios de inestabilidad y violencia, las escuelas se convierten en algo más que un lugar de aprendizaje. UNICEF está trabajando para crear un ambiente seguro donde los niños pueden aprender y jugar para restablecer la normalidad en sus vidas.A pesar de estos esfuerzos, las restricciones de seguridad y la escasez de fondos están afectando a la educación y la distribución de los materiales de aprendizaje en situaciones de conflicto.

{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.