Siria alto el fuego

0
137
Siria
Después de cinco años de guerra, alto el fuego
El alto el fuego en Siria, auspiciado por Estados Unidos y Rusia, por fin entró el vigor durante la madrugada del lunes, permitiendo al menos una noche de calma a la martirizada población siria, después de cinco años de encarnizados combates. El ejército de al-Assad, sin embargo, amenazó con usar toda su capacidad de fuego para responder a cualquier violación del alto el fuego por parte de grupos armados. La calma durará al menos siete días en toda Siria. Los grupos rebeldes que luchan para derrocar al presidente Bashar al-Assad, emitieron una declaración conjunta dirigida en forma de carta a Estados Unidos en la que expresaban su desacuerdo con todos los términos del alto el fuego. Sin embargo, aseguraron que cumplirían con dichos términos y dieron la bienvenida a la ayuda humanitaria. Entre los aspectos con los que no estaban de acuerdo es con la ausencia de garantías o mecanismos de seguimiento del alto el fuego.

Según los observadores, como ha informado Reuters, la calma se ha mantenido después de la entrada en vigor del alto el fuego. Así lo han confirmado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización con sede en Gran Bretaña.

Estados Unidos cree que es posible que haya violaciones aisladas del alto el fuego, pero confía en que no se rompa la tregua, según declaró el Secretario de Estado, John Kerry.

El objetivo principal de este acuerdo es permitir el acceso humanitario, aunque va más lejos y también servirá para establecer los mecanismos de coordinación de Estados Unidos y Rusia en su lucha común contra los yihadistas. El ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia dijo en un comunicado que la ayuda a la sitiada ciudad de Alepo comenzaría inmediatamente.

El acuerdo llega en un momento en que la posición de Assad en el campo de batalla es más fuerte de lo que ha sido desde el inicio de la guerra, gracias a la ayuda militar rusa e iraní. Cientos de miles de sirios han muerto en el conflicto y 11 millones han quedado sin hogar, provocando la mayor crisis de refugiados de las últimas décadas.

Assad envalentonado

Horas antes de la tregua entró en vigor, un envalentonado Assad se comprometió a recuperar toda Siria. En un gesto cargado de simbolismo, la televisión estatal le mostró durante una visita a Daraya, un barrio de Damasco que había permanecido bajo control de los rebeldes, pero que acaba de ser recuperado por el ejército después de meses de bombardeos intensivos.

Este alto el fuego ha sido complicado de concretar, porque Estados Unidos y Rusia apoyan a las facciones enfrentadas: Estados Unidos a los rebeldes y Rusia al presidente al-Assad, pero entre los rebeldes que se enfrentan a al-Assad hay también enemigos de Estados Unidos, como algunas organizaciones yihadistas. Y entre los aliados del presidente sirio hay países, como Turquía, que es un aliado tradicional de Estados Unidos. Una de las esperanzas del acuerdo es que los rebeldes marquen distancia los grupos yihadistas, junto a los que combaten ahora en Alepo.

En las horas previas a la entrada en vigor del alto el fuego se desarrollaron duros combates en Alepo y otras zonas del país. Por ejemplo, un ataque aéreo sobre la provincia de Idlib mató a trece personas.

Traducido por Héctor Alonso
{jcomments on}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here