Últimas Noticias
Imagen del lecho seco de un lago en Etiopía

sequía en el Cuerno de África

Sequía en el Cuerno de África: demasiado pronto para culpar al cambio climático
Etiopía tiene una amplia experiencia a lo largo de los últimos 60 años en terribles sequías. Y aunque desde este país se empieza a culpar al cambio climático como responsable de la última sequía que amenaza al país, lo cierto es que es aún demasiado pronto.

Imagen del lecho seco de un lago en Etiopía
Lecho de un lago seco en Etiopía.
Foto IRIN

Los expertos creen que para que se noten los efectos del cambio climático, aún serán necesarias varias décadas. El consenso, en este caso, se centra en torno a los fenómenos de El Niño y La Niña. Lo que sí es una incógnita es el impacto que está teniendo o tendrá el cambio climático sobre la intensidad y frecuencia de La Niña y El Niño.

Philip Thornton, un científico de alto nivel que trabaja en Nairobi en el International Livestock Research Institute (ILRI) y en el Instituto de Ciencias de la Atmósfera y del Medio Ambiente de la Universidad de Edimburgo, ha realizado un trabajo pionero sobre las proyecciones del impacto del cambio climático en África oriental y meridional.

Este experto cree que las proyecciones del impacto del cambio climático en África oriental se reflejarán en un aumento de las precipitaciones a lo largo de este siglo.

«Algunas personas piensan que el Este de África se está secando, y se ha secado en los últimos años, pero actualmente no hay pruebas contundentes y las tendencias tardarán tiempo en manifestarse».

Jan de Leeuw, director de un proyecto sobre sostenibilidad agraria y del pastoreo del ILRI, señala que  La Niña está manifestándose de una forma especialmente fuerte desde 1970. Sin embargo, dice que La Niña y El Niño aparecen en ciclos que «no entendemos».

Lo que sí sabemos es que La Niña comenzó a desarrollarse en agosto de 2010. Se enfría las aguas superficiales en la parte central y oriental del Océano Pacífico, alrededor de un área de agua caliente en el Pacífico Oriental. La piscina de agua caliente en el este  intensifica las lluvias en Australia, Filipinas e Indonesia. Como en un efecto de fichas de dominó, se incrementa la intensidad de los vientos del oeste sobre el Océano Índico, tirando de la humedad de África oriental hacia Indonesia y Australia. El resultado es sequía en la mayor parte del este de África e inundaciones y exuberante vegetación en Australia y otras partes del sudeste de Asia.

De Leeuw dice que La Niña era común desde 1950 hasta 1976. Desde entonces, hemos tenido dos décadas [hasta 1996], con menos eventos de menor profundidad. Esto ha cambiado desde entonces y durante los últimos 15 años hemos tenido más frecuentes los episodios de La Niña.

Una Niña tan intensa ocurre cada 20 o 30 años. Si bien parece que ahora es más frecuente, lo cierto es que estas intensidades también se registraron entre 1950 y 1976.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.