Familia de refugiados

Refugiados: ACNUR y UNICEF ponen en marcha Puntos Azules para proteger a los niños y sus familias

Refugiados: ACNUR y UNICEF ponen en marcha Puntos Azules para proteger a los niños y sus familias

Como parte de un esfuerzo conjunto para reforzar la protección ante el creciente número de niños y otras personas con necesidades específicas que llegan a Europa, ACNUR (la Agencia de Refugiados de la ONU) y UNICEF han comenzado a crear centros especiales de apoyo para niños y familias en las rutas más utilizadas por los refugiados y migrantes en Europa.

Familia de refugiados

Veinte Centros de Apoyo a Niños y Familias, conocidos como «puntos azules,» proporcionarán un espacio seguro para los niños y sus familias, facilitando servicios vitales, protección y el asesoramiento en un solo lugar. Los puntos tienen como objetivo apoyar a las familias vulnerables en movimiento, especialmente a los niños no acompañados o separados en situación de riesgo de la enfermedad, trauma, violencia, explotación y trata.

Los primeros centros ya están en funcionamiento o a punto de abrir en Grecia, la ex República Yugoslava de Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia. Los 20 previstos estarán operativos en los próximos tres meses.

Los Puntos Azules llegan en un momento en que las mujeres y los niños representan dos tercios de las personas que llegan a Europa: en febrero fueron casi el 60 por ciento de las llegadas por mar en comparación con el 27 por ciento en septiembre de 2015. En los Puntos tratarán de identificar y proteger a los niños y adolescentes que viajan solos, y reunirlos con sus familia siempre que sea posible.

«Estamos preocupados por el bienestar de los niños y niñas en movimiento y sin protección, muchos de los cuales han sufrido la guerra y las dificultades de viajar solos,» dijo representante de ACNUR Volker Türk. «Los centros desempeñarán un papel clave en la identificación de esos niños y proporcionar la protección que necesitan en un entorno desconocido, en el que pueden estar en riesgo», agregó.

«Las vidas de estos niños está siendo traumática, se han enfrentado al temor y la angustia en cada paso de su viaje. Los centros ofrecerán un entorno seguro, donde podrán recibir ayuda y apoyo», dijo Marie-Pierre Poirier, Coordinadora Especial de UNICEF para esta crisis.

Pero la identificación de los niños es un reto. En algunos países, refugiados adolescentes aún menores se hacen pasar por adultos para evitar ser retenidos, lo que les expone al riesgo de explotación. El año pasado, más de 90.000 niños no acompañados o separados fueron registrados y solicitaron asilo, sobre todo en Alemania y Suecia.

En los centros se identificará a las familias y se les proporcionará un paquete básico estandarizado y consistente de los servicios prestados por diferentes organizaciones, incluidas las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y las ONG asociadas. Sin embargo, no se pretende asumir la responsabilidad y la obligación que tienen los Estados europeos para hacer todo lo posible para apoyar y proteger a los niños no acompañados y separados y para prevenir la violencia sexual y de género.

Los centros estarán ubicados en sitios estratégicos seleccionados -puntos fronterizos, sitios de registro, algunos centros urbanos y también de dispondrá de equipos móviles-. Los servicios incluyen:

  • restablecimiento del contacto entre familiares, servicios proporcionados por la red de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja;
  • reunificación familiar;
  • espacio adecuado para los niños y los espacios de la madre y el bebé;
  • salas privadas para el asesoramiento;
  • primeros auxilios psicosociales;
  • asesoría jurídica;
  • espacios seguros-dormitorios para mujeres y niños;
  • trabajadores sociales;
  • Punto de información con conectividad Wi-Fi.

Descargar mapa de los Puntos Azules:

Más información. La crisis en mapas y cifras

{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito