Mali, un infierno para los niños

En lo que va de año han sido asesinados más de 150 niños y 75 han resultado heridos. Se ha duplicado el número de niños reclutados por grupos armados

Más de 377.000 niños necesitan protección y asistencia

Mali se está convirtiendo en uno de los peores países del mundo para ser niño, según un informe publicado por UNICEF, la agencia de Naciones Unidas para la Infancia. En lo que va de año han sido asesinados más de 150 niños y 75 han resultado heridos en ataques. También se ha duplicado el número de niños reclutados por grupos armados.

Asesinatos, secuestros por grupos armados y mutilaciones son algunas de las graves violaciones de los derechos humanos que se están cometiendo en ese país contra niños y niñas. El número de niños reclutados por organizaciones armadas se ha duplicado en comparación con el año anterior. Los ataques y la violencia han provocado, además, el cierre de más de 900 escuelas, dejando a miles de niños sin educación.

«A medida que la violencia continúa extendiéndose en Malí, los niños corren cada vez más riesgo de muerte, mutilación y reclutamiento en grupos armados», ha dicho la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore. “No debemos aceptar el sufrimiento de los niños como algo normal. Todas las partes deben detener los ataques contra los niños y tomar todas las medidas necesarias para mantenerlos fuera de peligro, de conformidad con el derecho internacional humanitario y los derechos humanos. Los niños deberían ir a la escuela y jugar con sus amigos, no preocuparse por los ataques o verse obligados a luchar».

El aumento en las violaciones graves ha llevado a un aumento en las necesidades de protección en el norte y el centro de Mali. En la región de Mopti, el aumento de la violencia entre comunidades y la presencia de grupos armados ha dado lugar a repetidos ataques que han llevado a la muerte y mutilación de niños, su desplazamiento y separación de sus familias, y su exposición a la violencia sexual y el trauma psicológico. Se estima que más de 377.000 niños necesitan protección y asistencia.

Uno de los objetivos de UNICEF es proporcionar este año apoyo psicosocial a más de 92.000 niños y niñas afectados por el conflicto en Mali.

La crisis en Mali sigue siendo una de las menos financiadas del mundo. De 2016 a 2018, el programa de protección infantil en situaciones de emergencia de UNICEF en Malí recibió solo el 26 por ciento de la financiación solicitada.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.