Últimas Noticias

miles de migrantes atrapados en las islas griegas

Miles de migrantes atrapados en el limbo de las islas griegas

Tras la caída en la llegada de migrantes por el cambio de ruta, los habitantes de Lesbos creen que volverán a sufrir una llegada masiva en los próximos meses

Aunque la llegada de migrantes se ha reducido al mínimo en las islas griegas -ahora viajan por la ruta más peligrosa del Mediterráneo central, con Italia como objetivo- miles de migrantes permanecen aún en las islas de Grecia, atrapados en un limbo legal, viviendo en lugares que parecen más prisiones que centros de acogida. Hace siete meses que se firmó el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para devolver a los migrantes y refugiados que llegaran a las islas griegas desde territorio turco, para tratar de cerrar una ruta por la que más de un millón de personas llegaron a Europa el pasado año. Ahora apenas llegan migrantes por esta ruta. Sin embargo, cerca de 6.000 personas están alojados en los dos campos que hay en la isla de Lesbos, el doble de su capacidad inicial, y la tensión con los locales es frecuente.

El pasado mes de septiembre ardió parte del campo de Moria, una base militar abandonada donde vivían miles de migrantes, tras una protesta por las condiciones de vida. También se han registrado algunos episodios de violencia dentro de los campos, como la violación de una adolescente paquistaní por cuatro jóvenes de su país. Las mujeres que viven en estos campos han denunciado vivir en constante miedo de ser agredidas sexualmente.

Los habitantes de Lesbos, que esperaban ser distinguidos con el Premio Nobel de la Paz al que estaban nominados como reconocimiento a sus esfuerzos para rescatar a migrantes del mar, creen que los barcos volverán, cuando los traficantes cambien de nuevo las rutas. Hay pescadores que durante cinco meses no hicieron otra cosa que rescatar migrantes. Algunos rescataron más de 4.000 personas arrastrando 75 barcos en total. Muchos están decepcionados, por no haber logrado el Nobel. Sin embargo, creen que hicieron lo que tenían que hacer.

Muchos han perdido dinero durante esta crisis. La isla de Lesbos sufrió una caía del turismo, su principal fuente de ingresos.

Los migrantes que están llegando ahora no son refugiados, sino migrantes económicos, según las autoridades griegas. Sin embargo, los habitantes de la isla creen que tarde o temprano volverán los refugiados sirios, quizás más desesperados aún que antes, tal y como va el conflicto. La isla, de momento, no tiene capacidad para acoger más personas, ni parece que se aceleren los trámites para la expulsión o la concesión del estatuto de refugiados a los miles que áun viven en los campos de acogida.

{jcomments on}

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *