Últimas Noticias

Una treintena de organizaciones desafían la patente del medicamento contra la Hepatitis C

Médicos Sin Fronteras, Médicos del Mundo y Salud por Derecho son tres de las cerca de treinta organizaciones europeas que han presentado una nueva oposición a la patente del sofosvibir, el fármaco para la Hepatitis C patentado por el laboratorio Gilead. Con esta oposición estas organizaciones tratan de eliminar las barreras que limitan el acceso de millones de personas a un fármaco que salva vidas: su precio excesivo.

Este fármaco tiene la capacidad de curar la Hepatitis C, una enfermedad que padecen cerca de 80 millones de personas en todo el mundo, y que puede evolucionar a una cirrosis o un cáncer de hígado si no se trata. Sin embargo, el elevadísimo precio del medicamento lo hace prácticamente inaccesible a la mayor parte de los enfermos.

Este desafío es el segundo que se presenta contra esta patente. El primero lo presentó Médicos del Mundo en 2015. Si bien fue rechazado por la Oficina de Patentes de la Unión Europea en 2016, obligó al laboratorio a incluir enmiendas en la documentación de solicitud de la misma.

En esta segunda ocasión, la oposición a una nueva patente se basa en que el compuesto no supone una invención, y que, por lo tanto, la compañía farmacéutica no cumple con los requisitos definidos por el Convenio Europeo de Patentes. Si se resuelve con éxito, la oposición podría acelerar la entrada de medicamentos genéricos en Europa, además de generar argumentos legales para ayudar a los Estados a empoderarse en las negociaciones con Gilead.

“Instamos a nuestros Gobiernos y administración a hacer uso de las mecanismos internacionales para eliminar las barreras que suponen las patentes sobre el sofosbuvir para proteger los intereses de salud pública y defender el acceso a los medicamentos que salvan vidas”, asegura Vanessa López, directora de Salud Por Derecho.

A día de hoy, 30 organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil de 17 países europeos están comprometidas en este nuevo procedimiento. 10 delegaciones de la red internacional de Médicos del Mundo y 13 de la red de Médicos sin Fronteras en Europa, 5 organizaciones sociales nacionales y la Alianza Europea para la Salud Pública se unen a esta nueva oposición. En España, Médicos del Mundo y Salud por Derecho son las dos entidades que se oponen a la patente.

“Salud por Derecho lleva desde 2014 denunciando la falta de acceso a este fármaco junto con otras organizaciones de la sociedad civil española, luchando contra el abuso de Gilead y su imposición de elevadísimos precios, que han provocado la desigualdad en el acceso según las regiones y el racionamiento de los tratamientos”, dice Vanessa López. “Hace poco asociaciones de pacientes han conseguido que el medicamento vaya a estar disponible para todos aquellos que lo necesitan en este país, aunque los precios que pagará el Estado van a seguir siendo excesivamente altos. Salud por Derecho, junto con el resto de sociedad civil española y el resto del mundo, seguirá trabajando para conseguir que este fármaco tenga un precio justo y asequible”.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *