Últimas Noticias

Sudán del Sur: más de 1,5 millones de refugiados y sin solución a la vista

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ha expresado su preocupación por el ritmo actual de desplazamientos en Sudán del Sur, debido a la violencia y los combates. Hasta el momento más de 1,5 millones de persona se han visto obligadas a abandonar el país y buscar seguridad más allá de las fronteras, desde que comenzara la guerra civil en diciembre de 2013. Otros 2,1 millones de sudaneses se han convertido en desplazados internos.

Los países en los que están buscando refugio los sudanes del sur son Uganda, Sudán, Etiopía, Kenia, República Democrática del Congo y la República Centroafricana. Con estas cifras, Sudán del Sur se ha convertido en la mayor crisis de refugiados de África y en el tercer país después de Siria y Afganistán, con mayor número de refugiados, aunque con mucha menos atención de los medios y una situación de pobreza y abandono por parte de las insituciones internacionales de ayuda.

Después de un breve período de paz, los combates estallaron en Sudán del Sur en julio del año pasado tras el colapso de un acuerdo de paz entre el gobierno y las fuerzas de oposición. Más de 760.000 refugiados huyeron del país en 2016, con un promedio de 63.000 personas obligadas a abandonar el país cada mes. Tan sólo en los cuatro últimos meses del pasado año, más de medio millón  de personas abandonaron el país. El 60% de los refugiados son niños, muchos de los cuales llegan con alarmantes niveles de desnutrición y sufren un impacto devastador de las brutalidades del conflicto: secuestros, violaciones, grupos armados y escasez aguda de alimentos.

Como reflejan las tendencias mundiales de desplazamiento, las personas que huyen del Sudán del Sur son acogidas por las comunidades más pobres de los países vecinos, que sufren una presión insoportable dados sus escasos recursos. La mayoría de los refugiados son acogidos por Uganda, donde han llegado unos 698.000. Etiopía alberga a unos 342.000, mientras que más de 305.000 se encuentran en Sudán y unos 89.000 en Kenia, 68.000 en la República Democrática del Congo y 4.900 en la República Centroafricana.

Para ACNUR es un alivio la acogida de los refugiados por parte de los países vecinos, pero también existe una gran preocupación por la falta de fondos y ayuda.

El pasado año ACNUR pidió 649 millones de dólares para proporcionar alimentos, agua potable y alojamientos a esos refugiados, pero tan sólo obtuvo el 33 por ciento de lo solicitado.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *