Últimas Noticias
ONU

La ONU pide un presupuesto récord para ayuda humanitaria en 2017: 22.200 millones de dólares

Más de la mitad del dinero se utilizará para atender las necesidades de las personas afectadas por las crisis en Siria, Yemen, Iraq y Sudán del Sur

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha efectuado hoy una petición récord de ayuda humanitaria para 2017 -22.200 millones de dólares) que servirán para atender a casi 93 millones de personas afectadas por conflictos y desastres naturales. Más de la mitad del dinero se utilizará para atender las necesidades de las personas afectadas por las crisis en Siria, Yemen, Irak y Sudán del Sur. Desde 2011, las peticiones de fondos para ayuda humanitaria se han triplicado (7.900 millones en 2011).

En el documento de petición de fondos, el jefe humanitario de la ONU, Stephen O´Brien, explica que “mientras hablamos, más personas tienen necesidades humanitarias, sobre todo porque las crisis prolongadas duran más y más”. El documento contempla ayudas para un total de 33 países, algunos de los cuales, como Afganistán, Burundi, la República Democrática del Congo y Somalia, han emitido llamamientos de emergencia casi anualmente durante los últimos 25 años, a pesar de lo cual han empeorado a lo largo de este último año y tienen peores perspectivas para 2017.

A lo largo de 2016, la ONU solicitó 22.100 millones de dólares, aunque en principio el presupuesto era de 20.100 millones. Sin embargo, sólo se consiguió el 51%.

“Lamentablemente, con la persistente escalada de las necesidades humanitarias, la brecha entre lo que se debe hacer para salvar y proteger a la gente que lo necesita y lo que se financia es cada vez mayor”, dice O’Brien.

A medida que las necesidades humanitarias siguen aumentando, los trabajadores humanitarios están cada vez más expuestos a ataques y sus esfuerzos se ven obstaculizados por la reducción del acceso, la creciente falta de respeto a los derechos humanos y violaciones flagrantes del derecho internacional humanitario.

En Siria, se esperaba que las necesidades humanitarias “crezcan de forma exponencial” si no se encontra una solución política al conflicto que dura ya casi seis años y que ha dejado expuestas a 13,5 millones de personas.

En Afganistán, donde el gobierno están luchando para contener a los talibán, 1,8 millones de personas, en su mayoría niños, necesitarán tratamiento para la desnutrición aguda el próximo año, según el llamamiento.

La crisis política en Burundi lleva camino de triplicar el número de personas que necesitan ayuda hasta los tres millones.

La semana pasada, Naciones Unidas duplicó su prespuesto para el noreste de Nigeria hata los mil millones de dólares, con la esperanza de poder atender a cerca de siete millones de personas afectadas por la insurgencia islamista de Boko Haram, incluyendo a 75.000 niños en riesgo de morir de hambre.

Los conflictos a largo plazo resultan más costosos porque la caída de los ingresos estatales requiere que las agencias de ayuda ofrezcan servicios de salud, educación y otros servicios tradicionalmente proporcionados por los gobiernos.

 

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *