Últimas Noticias
Vista aérea de Dadaab, el campo de refugiados más grande del mundo

Kenia cierra el campo de refugiados mas grande del mundo

Kenia justifica el cierre del campo de refugiados más grande del mundo por la amenaza terrorista
El presidente de Kenia, Karanja Kibicho, ha justificado el cierre de los dos campos de refugiados más antiguos y más grandes del mundo -Dadaab y Kakuma- que alojan a más de 600.000 personas, por “razones de seguridad nacional”. El campo de Dadaab, una verdadera ciudad de casi medio millón de somalíes que lleva funcionando desde los años 90, es el origen de los recientes ataques terroristas en Kenia, según el gobierno, perpetrados por Al Shaab.

 

Vista aérea de Dadaab, el campo de refugiados más grande del mundo
Dadaab, el campo de refugiados más grande del mundo

“Algunos de los mayores ataques terroristas, como el perpetrado en 2013 en Westgate, se han planificado y ejecutado desde Dadaab. El grupo terrorista Al Shabaab ha sido capaz de aprovechar las condiciones de hacinamiento y de escasos recursos de los campamentos, y lo más importante, la falta de vigilancia de Naciones Unidas para operar con un alarmante grado de libertad”, ha explicado el presidente keniano.

“El terrorismo ha matado a cientos de kenianos, y herido a miles de personas. También ha provocado alarma en los países occidentales, con lo que ha provocado una caída del turismo y arruinado el sustento de miles de familias”.

Según explicó el presidente Kibicho, en Dadaab hay contrabando de mercancías y armas desde la vecina Somalia, y en él viven terroristas.

En su alocución, el jefe del gobierno keniano asegura que es una decisión muy meditada, consciente de que es controvertida, pero que se adopta por la seguridad de su país, después de décadas de solidaridad con los refugiados. En este sentido aprovechó para señalar con el dedo a la comunidad internacional y su decreciente responsabilidad en el tema de los refugiados, que obliga a países como el suyo, escaso de recursos, a soportar casi en solitario el esfuerzo de mantener un contingente tan elevado de refugiados en su territorio.

También recordó que su país ha hecho un gran esfuerzo militar para liberar grandes extensiones de Somalia de la presencia de Al Shabaab, lo que ha permitido a las organizaciones humanitarias circular con cierta seguridad por la zona. Sin embargo, este esfuerzo no se ha visto reflejado en el regreso de los refugiados a su país.

La primera medida que ha tomado el gobierno es disolver el Departamento de Asuntos de Refugiados, organismo gubernamental desde donde se coordinaba toda la actividad relacionada con la gestión de los refugiados. “Este es el primer paso para el cierre definitivo de los campos”.

El presidente de Kenia pidió a ACNUR y a sus socios internacionales, que garanticen que el cierre y la repatriación de los refugiados se haga de forma rápida y humana.

{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *