Cada día más de 20.000 niñas son obligadas a casarse

Día Internacional de la Niña

Cerca de 7,5 millones de niñas se convierten en novias infantiles cada año en países donde el matrimonio precoz está prohibido. Otras 15 millones de niñas se casan en países donde no está prohibido

Héctor Alonso

Al menos 20.000 chicas menores de edad de todo el mundo se casan cada día, incluso en países en los que está prohibido el matrimonio de menores. Según un informe de la ONG Save the Children y el Banco Mundial, coincidente con la celebración del Día Internacional de la Niña a pesar de que cada vez más países prohíben esta práctica, parece estar profundamente arraigada en las costumbres y tradiciones de muchos de estos países.

Cada año 7,5 millones de niñas se convierten en novias infantiles en países donde el matrimonio precoz está prohibido. Uno de cada cinco matrimonios se producen en África Occidental y Central (1,7 millones de matrimonios cada año), la tasa más alta del mundo.

Estos datos demuestran la dificultad para combatir esta práctica a pesar de las leyes, en países en los que es una tradición comunitaria o religiosa. “Las leyes que prohíben esta práctica son un primer paso, pero millones de niñas vulnerables seguirán estando en peligro a menos que el matrimonio infantil sea abordado con más rigor”, dice Helle Thorning-Schmidt, directora de Save the Children, en un comunicado. “Necesitamos cambiar las actitudes en las comunidades para que podamos terminar con esta práctica dañina de una vez por todas”.

Matrimonio infantil es violencia de género

El matrimonio precoz no sólo priva a las niñas de educación y oportunidades, sino que también aumenta el riesgo de muerte o lesiones graves durante el parto si tienen hijos antes de que sus cuerpos hayan madurado. Las niñas también corren mayor riesgo de violencia doméstica y sexual.

La pobreza tiene mucho que ver en esta práctica: los padres casan a sus hijas para tener una boca menos que alimentar y en África reciben además una dote. Algunas comunidades también ven el matrimonio infantil como una manera de evitar que las niñas tengan relaciones sexuales antes del matrimonio.

El Banco Mundial dijo en un informe el pasado mes de junio que poner fin al matrimonio infantil reduciría el crecimiento demográfico, impulsaría los logros educativos de las niñas y aumentaría sus ingresos. “Cuando una niña se casa demasiado joven queda reducida a su papel de esposa y madre. Lo más probable es que deje la escuela, quede embarazada o pueda sufrir violencia”, añade en el comunicado la directora de Save the Children.

Además, casi 100 millones de niñas de otros países no tienen leyes que las protejan de ser obligadas a contraer matrimonio. De hecho, cada año se casan 15 millones de niñas en países en los que no está prohibido este tipo de matrimonios.

Imprimir
Comentarios: 2

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Que curioso, ni una sola ocurrencia de las palabras “islam” ni “musulmanes” en todo el artículo. Como si no fuera la cosa con ellos. Menos mal que hay una foto bastante ilustrativa, si no pensaría que todo ocurren en Europa, donde Ingrid, Silvia, María o Luziana son obligadas a casarse a los 12 años con Sven, Lorenzo, John o Jean-Michel.

    1. Lo cierto, como se explica en el artículo, es que la mayoría de los países donde se practica (África Central y Occidental) no son musulmanes.