Liberia y Guinea intensifican la coordinación para detener nuevos casos de Ébola

Liberia y Guinea intensifican la coordinación para detener nuevos casos de Ébola
La OMS y el Ministerio de Salud de equipos en Guinea y Liberia han establecido vínculos epidemiológicos entre los nuevos casos de Ébola en Liberia y un brote de Ébola aparecido en la vecina Guinea tras las investigaciones de los casos y la localización de los contactos entre enfermos. Hasta el momento han muerto ocho personas en Guinea.

Los equipos de investigación en Guinea localizaron a la mujer y los tres hijos pequeños de un hombre que murió de Ébola el mes pasado en el sur de la prefectura de Macenta. Los miembros de la familia se consideraron los contactos de alto riesgo. Ahora se cree que la mujer viajó a Liberia con sus hijos después de la muerte de su marido para reunirse con parientes que viven en la capital, Monrovia. Allí desarrolló síntomas de la enfermedad. En un principio la mujer acudió a una clínica local, pero murió de camino a un hospital de Monrovia el 31 de marzo. Dos de sus tres hijos, un niño de cinco años y un niño de dos años de edad, han dado positivo por Ébola y están siendo tratados en un centro de atención de Ébola en Monrovia.

La respuesta rápida en Liberia

Las autoridades de salud de Liberia pusieron inmediatamente en marcha los mecanismos de respuesta de emergencia del país, y con el apoyo de la OMS, el CDC y otras organizaciones, se pusieron a trabajar en identificar, aislar y hacer el seguimiento de los contactos de los casos confirmados, en fortalecer las medidas de prevención, incluyendo el control comunitario. Así, se ha identificado más de un centenar de contactos de esa familia en Liberia, que han sido puestos bajo observación médica voluntaria.

Las familias afectadas reciben comida, agua, artículos para la higiene y asesoramiento. Asimismo, se ha puesto en marcha la vacunación de dichos contactos para prevenir la posible propagación del virus.

Ocho muertos en Guinea

En Guinea el gobierno ha puesto en marcha un operativo a gran escala en dos prefecturas (UNzérékoré y Macenta), donde se han registrado nueve casos de Ébola desde el mes de febrero. Ocho personas han muerto y un niño de 11 años de edad permanece en tratamiento en un centro de atención de Ébola.

Hasta la fecha, más de 1.400 personas que pueden haber estado en contacto con los casos confirmados, por lo que han sido vacunados.

Traducido por Héctor Alonso
{jcomments on}

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.