Bombardeado otro hospital de MSF en Yemen

Bombardeado otro hospital de MSF en Yemen
Cuatro muertos y al menos diez heridos es el balance del tercer bombardeo que sufre un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Yemen. El ataque destruyó o dañó gravemente varios edificios del complejo. Tres de los heridos, personal de la organización, se encuentran en estado crítico. Según ha informado MSF, un proyectil impactó en el Hospital Shiara sobre las 9.20 horas de la mañana del 10 de enero, donde la organización humanitaria lleva trabajando desde noviembre de 2015. MSF no puede confirmar el origen del ataque, pero sí que se vieron varios aviones sobrevolar las instalaciones en los momentos previos al estallido del proyectil. Otra bomba impactó en las cercanías del hospital. Tanto el personal como los pacientes fueron evacuados a otro hospital en el que trabaja MSF. El número de víctimas podría aumentar ya que podría haber personas atrapadas bajo los escombros.

MSF aseguró que todas las partes en el conflicto reciben regularmente las coordenadas GPS de las instalaciones en las que trabaja la organización. «Estamos en constante diálogo con las partes para asegurarse de que comprenden la gravedad de las consecuencias humanitarias del conflicto y la necesidad de respetar la prestación de servicios médicos», aseguró Raquel Ayora, directora de Operaciones de MSF, quién aseguró que no hay forma de que los atacantes no supieran que las instalaciones eran sanitarias.

«Reiteramos a todas las partes en el conflicto que los pacientes y los servicios médicos deben ser respetados y que el bombardeo de los hospitales constituye una violación del derecho internacional humanitario», insistió Ayora.

El conflicto es particularmente agudo en el distrito de Razeh, donde se encuentra el hospital, que ya había sido bombardeado anteriormente.

Este es el tercer incidente grave en una instalación de directamente administrada o apoyada por MSF en los últimos tres meses. El 27 de octubre el hospital Haydan fue destruido por un ataque aéreo y el 3 de diciembre una clínica móvil en Taiz también atacada, resultando heridas nueve personas, una de las cuales falleció más tarde.

«Condenamos enérgicamente este incidente que confirma un patrón preocupante de ataques a los servicios médicos esenciales y expresamos nuestra indignación más fuerte ya que suponen dejar a la población civil sin atención médica durante semanas», dice Ayora. «Una vez más son los civiles que se llevan la peor parte de esta guerra».

MSF pide el cese inmediato de los ataques a las estructuras médicas y pide que todas las partes en el conflicto se comprometan a apoyar la entrega segura de ayuda humanitaria. MSF también pide que se investigue a los responsables de estos ataques.

Más información en la página de MSF

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.