Últimas Noticias
Niños en Yemen
Niños yemeníes

Yemen: la guerra deja a ocho millones de niños sin atención hospitalaria

La brutal guerra que sufre Yemen está teniendo unas consecuencias desastrosas en la infancia: la destrucción de más de 270 centros de atención médica desde que comenzara el conflicto bélico en marzo de 2015 ha dejado a la población yemenita, especialmente a ocho millones de niños, si acceso a la atención sanitaria. Antes de la guerra funcionaban en Yemen 3.500 centros o puestos de salud, de los cuales 270 han resultado destruidos. Del resto, tan sólo funciona la mitad. Además, hay una falta crónica de suministros médicos, medicamentos y personal sanitario.

Al menos 1.219 niños han muerto como resultado directo de los combates y la escasez crónica de suministros médicos y personal ha causado 10.000 muertes evitables desde el comienzo de la guerra. Muchos de los médicos y personal sanitario han escapado del país o se han convertido en desplazados internos. Cada diez minutos, según la ONU, muere un niño por causas prevenibles: desnutrición, enfermedades diarréicas o respiratorias.

Muchas familias venden sus pertenencias para desplazarse hasta hospitales lejanos de sus hogares, pero cuando llegan no pueden ser atendidos por falta de medicamentos o por su elevado precio. Los pocos que quedan han multiplicado su precio por tres. La falta de UCIS pediátricas hace que muchos niños o incluso recién nacidos, tengan que compartir salas con niños que tienen enfermedades infecciosas, como el sarampión, lo que supone un riesgo añadido.

Según la Cruz ROja británica, la mayoría de las muertes que se producen en el país durante esta guerra no son causa de las lesiones causadas por el conflicto, sino por las condiciones provocadas por la falta de atención médica.

A pesar de las dificultades y de la falta de seguridad algunas organizaciones, como Save the Childre, Cruz Roja u Oxfam, están tratando de apoyar a la población civil. Sin embargo, la escasez de suministros hace imposible evitar el desastre que se avecina para la infancia de ese país. Además de los ocho millones de niños que se están quedando sin asistencia sanitaria, en el país hay siete millones de personas -la mayoría niños también- gravemente hambrientas por la escasez de alimentos.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *