Yemen: la coalición liderada por Arabia Saudí aportará 1.500 millones de dólares en ayuda humanitaria

Debido a las presiones internacionales, Arabia Saudí destinará ese dinero a abrir corredores humanitarios y puertos

Yemen vive la peor crisis humanitaria del mundo, con 8,3 millones de personas dependiendo de la ayuda alimentaria

Después de tres años de guerra el país está al borde de la hambruna

Las fuertes presiones internacionales hacia Arabia Saudí, país que lidera la coalición que prácticamente ha destruido Yemen, han obtenido sus frutos: el país saudí ha anunciado que aportará 1.500 millones de dólares en ayuda humanitaria, para lo que contará con la ayuda de Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos.

El plan contempla la apertura de corredores terrestres, el establecimiento de un puente aéreo y obras de refuerzo en varios puertos para que puedan recibir cargamentos de ayuda.

Yemen constituye la peor crisis humanitaria del mundo, con más de 8,3 millones de personas que dependen por completo de la ayuda alimentaria externa y más de 400.000 niños sufriendo desnutrición aguda grave, que puede desembocar en muertes.

A pesar de las diversas aportaciones de capital destinado a ayudas, la guerra ha provocado que las entregas de alimentos se redujeran a la mitad, empujando a la población a la hambruna. Las malas condiciones de salud y la destrucción de las infraestructuras de suministro de agua potable y saneamiento provocaron también la mayor epidemia de cólera de las últimas décadas, con más de un millón de casos, y el brote de enfermedades epidémicas erradicadas, como la difteria.

La duda sobre la intencionalidad de esta ayuda surge cuando se comprueba que las rutas de reparto de ayuda sólo incluyen el territorio controlado por los aliados de la coalición que lidera Arabia Saudí, y que combaten al gobierno del presidente.

El anuncio se ha producido cuando Arabia Saudí y sus aliados enfrentan críticas crecientes, incluso por parte de EEUU y los países europeos, por las muertes de civiles: tan sólo por los bombardeos efectuados por la coalición han muerto más de 10.000 personas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió el mes pasado a Arabia Saudí que permitiera la llegada inmediata de ayuda humanitaria para los civiles. Trump no tuvo más remedio que hacer esa exigencia por presiones del Congreso de Estados Unidos, que amenazó con bloquear los fondos destinados a ese conflicto, como los destinados al reabastecimiento de combustible o los programas de inteligencia.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.