Últimas Noticias
Mujeres seropositivas celebran el Día Mundial del Sida en Kenia

Y bailan

Y bailan

Juanjo Baños (operador de cámara de la Videoteca Internacional de Medicina Humanitaria)

El pasado jueves 1 de diciembre, día internacional de la lucha contra el SIDA, cerca de Nairobi, tuvo lugar la celebración de un acto al que acudieron 1200 mujeres seropositivas, acompañadas de sus hijos, completamente sanos. Esto se debe a un programa llevado a cabo por la asociación VIHDA, una ONG española que ha luchado por dar lechede fórmula  a los bebés de madres infectadas por el virus, en lugar de la leche materna, ya que ésta es una de las causas de contagio de la enfermedad. El programa en cuestión ha sido un éxito, como pudimos comprobar los asistentes a dicho acto.
Mujeres seropositivas celebran el Día Mundial del Sida en Kenia
Mujeres seropositivas de Kenia celebran el Día Mundial del SIDA

 


Además de a la asociación VIHDA, también hay que agradecer el éxito a un grupo de médicos, científicos y cooperantes españoles (SEMHU, SEISIDA). Pero en realidad, la única heroína es la Mujer Africana, que ha reunido la valentía suficiente para levantarse y dar la cara.

Yo no soy médico ni cooperante. Soy sólo un cámara que ha cumplido 50 años y que lleva más de 25 de profesión. En este tiempo he vivido cosas importantes y emotivas, pero ayer no pude realizar bien mi trabajo porque me lo impidieron unas lágrimas espontáneas y, en este caso, oportunas. Tampoco soy una persona valiente. Mi única valentía consiste en reconocer mi llanto.

Recuerdo una ocasión en la que presencié, en un hospital, el fallecimiento de una persona cercana. Ella estaba en la cama y me pidió un vaso de agua. Después de beber no tuvo fuerzas para sujetar el vaso que sujetaba, y el vaso calló. El ruido que produjo el vaso al estrellarse contra el suelo me anunció la muerte.

La vida es sólo fuerza. Nada más. Fuerza.

Y eso es lo que poseen las mujeres que ayer tuve la oportunidad de grabar: vida, es decir, fuerza. Tienen la fuerza suficiente para no temer al rechazo. Y son fuertes porque se levantan cada mañana, y porque cuidan a sus hijos y a sus familias. Y se exponen, y siguen adelante, y caminan con la frente bien alta, y recorren, con sus hijos cargados a la espalda, el trayecto desde sus aldeas a los hospitales, y se ríen de verdad, y trabajan y juegan, y se visten de colores y se ponen guapas.
Y bailan.

{jcomments on}

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *