Últimas Noticias

Una imagen, más que mil palabras: los drones documentan el drama de los rohingya

Fundación Thomson Reuters

La crisis provocada por la huida de centenares de miles de rohingya es una de las más graves de los últimos tiempos. Gracias a la tecnología -drones y satélites- se cuenta ahora con nuevas herramientas para evaluar la dimensión de esta tragedia y ayudar en su trabajo a las organizaciones humanitarias que tratan de ayudar a los refugiados.

Hasta el momento, más de 800.000 personas han huido de Myanmar para buscar refugio en Bangladesh. Las imágenes obtenidas por los drones y satélites están permitiendo documentar las necesidades más urgentes de los refugiados, a la vez que documentan los abusos y violaciones de los derechos humanos para ser empleadas por la justicia.

Según Andrej Mahecic, portavoz de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) “podemos documentar el número de refugiados que cruzan la frontera y la rapidez con que se han expandido los campamentos existentes, pero una imagen lo captura todo”.

Más de 600,000 rohingyas han huido a la vecina Bangladesh desde que los militares en Myanmar predominantemente budista lanzaron una operación de contrainsurgencia después de ataques a puestos de seguridad por parte de milicias rohingya a fines de agosto.

ACNUR está utilizando videos y fotografías tomadas con drones para mostrar la magnitud de la crisis de desplazamiento y darle vida para estimular la acción del público y los donantes.

También está utilizando satélites para contar e identificar a las familias de refugiados por su ubicación en los campamentos de Bangladesh y así poder dirigir la asistencia a los más necesitados.

El uso de imágenes de aviones no tripulados de refugiados que entran en Bangladesh ha impulsado donaciones para atención médica, agua y alimentos, según el Comité de Emergencia de Desastres (DEC), una alianza de 13 agencias de ayuda británicas.

Las organizaciones de derechos humanos también esperan que las imágenes de satélite puedan proporcionar evidencias que ayuden a llevar a los responsables ante la justicia.

No es la primera vez que se cuenta con imágenes de satélites en violaciones de derechos humanos y del derecho internacional: el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) las usó para probar las ejecuciones en masa en 1995 en Srebrenica.

Human Rights Watch ha compartido imágenes de satélite que muestran la quema de casi 300 aldeas en Myanmar, así como fotografías de los teléfonos móviles de los refugiados.

“Hemos encontrado imágenes de satélite donde de ven ejecuciones”, dijo Josh Lyons, un analista de imágenes satelitales del grupo de derechos con sede en EE.UU.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al-Hussein, calificó la violencia contra Rohingya en Myanmar como “un ejemplo de libro de texto de limpieza étnica”, y su oficina está trabajando para determinar si cumple con la definición legal de genocidio.

Una captura de pantalla de una grabación de drones que se tomó sobre el campamento de Balukhali para ayudar a mostrar la magnitud de esta crisis de las miles de personas que huyen de la violencia en Myanmar. Cortesía del Comité de Emergencia de Desastres (DEC)

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *