Últimas Noticias
Oxana, dueña de un campamento que aloja a 200 desplazados

Ucrania: un ejemplo de solidaridad

Cuando comenzó la crisis en el este de Ucrania en 2014, la gente era reacia a abandonar sus hogares en las provincias de Luhansk y Donetsk, aunque algunas familias optaron por irse a vivir con familiares y amigos en otros lugares del país, pero diez meses después de que se iniciara la crisis cerca de un millón de personas han huido de la zona de conflicto. La mitad de ellos se han marchado a las regiones vecinas de Járkov, Dnipropetrovsk y Zaporoshya.
Romashka es un campamento de verano rodeado de pinos en las afueras de Kharkov, Ucrania oriental. Ha sido durante mucho tiempo un lugar popular para los niños y las familias. Pero hoy día es un refugio para personas desplazadas por los combates.”En 2013, mi esposo y yo compramos Romashka con la esperanza de convertirlo en un restaurante de verano”, dice Oxana Pogorelova, una empresaria y madre de tres hijos. Cuando estalló la violencia por primera vez en finales de la primavera de 2014, Oxana recibió una llamada telefónica. Se le pidió que proporcionar refugio temporal a una madre embarazada y sus tres hijos de la vecina localidad de Slaviansk. Dos semanas más tarde eran 200 personas.

Un campamento de verano en invierno
Más de 120.000 personas desplazadas por los combates han llegado a Kharkov en busca de seguridad y protección. El número crece día a día. Sin un final a la crisis las personas que alojaron familiares y amigos ya no pueden más. Equipar el campo para los meses de invierno, muy duro en Ucrania, fue el mayor desafío para Oxana y su marido. El campamento fue construido los meses de verano, por lo que no tiene sistemas de calefacción o instalaciones de saneamiento adecuadas. Sin embargo, el apoyo llegó de manos de varias organizaciones humanitarias. La Agencia polaca de Ayuda Humanitaria y la Agencia Americana de Ayuda les proporcionaron, entre otras cosas, calefacción. Las obras están aún en marcha, pero cuando finalicen, el campamento será capaz de alojar a más de 400 personas, duplicando su capacidad actual.

“Las personas afectadas por esta tragedia necesitan de todo: alimentos, alojamiento o trabajo”, dice Barbara Manzi, jefa de la oficina de Ucrania de la OCAH. “Las organizaciones humanitarias con experiencia han estado trabajando desde el inicio de la crisis para ayudar a los más vulnerables, pero la gente como Oxana son los auténticos héroes gracias a su solidaridad. De momento, gentes como Oxana han preferido la solidaridad al negocio, mientras esperan que la situación se resuelva.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *