Últimas Noticias
Barrio de Tariq al Bab en manos de los rebeldes. Alepo.

Se teme un brutal asalto a Alepo antes de que Trump tome posesión

El Enviado Especial de la ONU para Siria aseguró ayer que estaba preocupado por la posibilidad de que el presidente de Siria, Bashar al-Assad, pudiera ordenar una ofensiva brutal para recuperar el Este de la ciudad de Alepo, antes de que Trump tome posesión de la presidencia el 20 de Enero y aprovechando que el actual mandatario de Estados Unidos, Barak Obama, tendría las manos atadas para ejercer ninguna respuesta. Además, el presidente electo, Donald Trump aseguró que tenía intención de estrechar lazos con Rusia, aliada de Siria en la guerra que destroza el país desde hace más de cinco años.

Esta opinión del Enviado Especial de la ONU, Staffan De Mistura, coincide con las opiniones de otros diplomáticos. El ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, también mostró su preocupación y pidió ayer el fin de los bombardeos contra civiles en Alepo y la búsqueda de una solución política al conflicto.

En la parte oriental de Alepo viven aún 275.000 civiles. Un salto cuantitativo en la ofensiva contra esa parte de la ciudad podría tener consecuencias trágicas para su población. El diplomático comparó la situación de Alepo con la ciudad croata de Vukovar, asediada durante 87 días por los serbios, en 1991, y que se resolvió con ejecuciones masivas, entre ellas las de 200 heridos que permanecían en un hospital, violaciones y desapariciones (más de 800 personas).

El problema con respecto de la política exterior norteamericana, es que no se sabe qué hará Trump cuando asuma la presidencia, por lo que existe un “vacío” en el equilibrio internacional.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *