Últimas Noticias

Pilar Estébanez

Desde el punto de vista jurídico, humanitario y moral, es una aberración que después de más de cuarenta años desde la muerte del dictador, los presos del franquismo aún no hayan recibido reparaciones por las detenciones, malos tratos y torturas sufridas durante el franquismo.

Presos del franquismo: la tortura continúa

Pilar Estébanez
Pilar Estébanez

Desde el punto de vista jurídico, humanitario y moral, es una aberración que después de más de cuarenta años desde la muerte del dictador, los presos del franquismo aún no hayan recibido reparaciones por las detenciones, malos tratos y torturas sufridas durante el franquismo. Y es una aberración porque existen instrumentos jurídicos para llevarlo a cabo. Sólo falta voluntad política: España firmó hace más de veinte años la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (10 de diciembre de 1984, cuya entrada en vigor fue el 26 de junio de 1987). Nuestro país se adhirió, tras la llegada de la democracia, a todos los convenios y tratados que garantizan la observancia de los derechos humanos.

Entre diciembre de 2006 y octubre de 2008 se presentan las primeras denuncias ante los juzgados. En 2007 se aprueba la Ley de Memoria Histórica. En 2008 Naciones Unidas publica un informe del Comité de Derechos Humanos en el que se recomienda la superación de la Ley de Amnistía de 1977, por la que se pretendía garantizar la impunidad para los torturadores y autores de crímenes en nombre del Estado.

Continúa leyendo el texto en Público
http://blogs.publico.es/verdad-justicia-reparacion/2017/11/01/presos-del-franquismo-la-tortura-continua/

Imprimir

Comentarios: 1

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. En la lucha en los ultimos años de la dictaduram muchos de nuesrra generacion, entonces con una edad media de 20 años, fuimos perseguidos, acosados y permanente vigilados por nuestro activismo. De hecho por hacer reuniones informativas, pegar carteles o asociarnos de forma autonoma, sin pertenencia a plataformas o juntas ”democraticas” tan en boga entonces, arriesgamos mucho, y sufrieron nuestras familias, incluso torturaron a amigos.
    Y es lamentable que eso este ”olvidado” y ver como los sacrificios en nuestra juventud no dieron los resultados pir los que luchamos. Y todo se ha perdido en esta voragime politica en que cualquier mediocre que nunca se le conocio entonces por su activismo social y defensa de los sectores mas vulnerables, ahora sean merecedores de toda atencion publica y quieran darnos lecciones de ”democracia” y solidaridad, cuando tan solo buscan el interes personal y de su partido politico.
    Debieran tener un respeto y reconocimiento a cuantos dimos la cara en esos tiempos dificiles y vivimos enlas mismas condiciones, sin habernos lucrado del sufrimiento ajeno. Como hacen hoy dia
    Jose Caballero