Últimas Noticias

MSF sufre dos ataques contra sus clínicas en la República Centroafricana y Sudán del Sur

En la República Centroafricana dos hombres armados asaltaron su hospital y mataron a un bebé y en Sudán del Sur un grupo armado asaltó su clínica de Pibor hiriendo a dos miembros del personal

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) ha sufrido dos ataques prácticamente seguidos contra sus instalaciones médicas en la República Centroafricana y en Sudán del Sur. El primero de los incidentes, que se saldó con la muerte de un bebé, sucedió el pasado día 11, cuando dos hombres armados llegaron al hospital en Zemio, en la región del sureste de República Centroafricana, donde en las dos últimas semanas alrededor de 7.000 personas desplazadas han encontrado refugio tras una escalada en los enfrentamientos.

En el hospital, los hombres amenazaron a una familia que aún no había podido abandonar el lugar debido a la creciente violencia en la zona. Uno de sus miembros había sido paciente hacía dos semanas.

Cuando la madre de la familia, que sostenía a su bebé, y dos de sus familiares intentaron protegerse, los hombres armados dispararon contra ellos, alcanzando al bebé en la cabeza y matándole en el acto.

En Sudán del Sur, el día 13, un grupo de entre seis y diez hombres armados irrumpieron en la clínica de la organización en Pibor, que ya había sido saqueada en 2016, e hirieron a dos miembros del personal. Robaron equipos de oficina, incluyendo teléfonos y ordenadores. Tras este asalto, la organización ha decidido retirar a su personal para reevaluar la situación de inseguridad en la zona. Estos ataques impiden a la organización realizar asistencia sanitaria de urgencia, por lo que muchos pacientes quedarán sin apoyo médico y sin cirugía básica, ya que es la única organización que presta ese tipo de atención en la zona.

La clínica en Pibor es un centro médico de 37 camas donde MSF administra el departamento de pacientes ambulatorios, la sala de internación, la sala de maternidad y el laboratorio. Cada mes se realizan más de 6.300 consultas de pacientes ambulatorios en Pibor. En las últimas semanas, MSF ha visto un aumento en el número de pacientes que acuden a la clínica con desnutrición aguda. Con el inicio de la temporada de lluvias, el área ahora también enfrenta el creciente riesgo de malaria.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *