Últimas Noticias

Miles de sirios desplazados por los combates intentan sobrevivir al invierno en el norte

Los combates y los bombardeos empujan a miles de sirios a buscar refugio en el norte de Siria, donde reinan las bajas temperaturas

Los combates, que incluyen bombardeos, se han intensificado desde mediados de diciembre en el norte de Siria, provocando uno de los mayores desplazamientos de civiles desde que comenzó la guerra hace ya siete años. Decenas de miles de personas se han desplazado hacia el norte, cerca de la frontera con Turquía, donde se está registrando un crudo invierno y donde tratan de sobrevivir hacinados en tiendas de campaña o en refugios improvisados, según ha informado Médicos Sin Fronteras (MSF).

Muchas familias han tenido que alquilar parcelas de tierra para instalarse y construir refugios con maderas y plásticos. Allí sufren los rigores de las bajas temperaturas, sin estufas ni protección contra la humedad que se filtra por todas partes

Muchas de estas familias se fueron de casa lo poco que pudieron transportar en sus vehículos. Algunos tienen tractores o camionetas donde han cargado tidas sus pertenencias que pueden vender para obtener dinero. El desplazamiento masivo ha dejado aldeas completamente desiertas.

Los campamentos para desplazados que ya existían en la zona han visto su capacidad desbordada, obligando a la mayoría de los recién llegados a instalarse donde pueden. Hasta ahora se han contabilizado 160 asentamientos informales dispersos a lo largo de una amplia zona. Las familias que han llegado tienen una media de seis miembros.

En estos campamentos informales hay acceso limitado a recursos básicos, como alojamiento, saneamiento, comida o agua potable. Tampoco hay acceso a servicios médicos y el terreno está húmedo por las lluvias y embarrado.

Los servicios médicos de MSF desplazados para reconocer la zona están detectando enfermedades respiratorias, así como enfermedades crónicas no tratadas. La mayoría de los niños no han sido vacunados en años.

Los equipos de MSF también han estado distribuyendo kits de higiene y de invierno, incluidas mantas y colchones aislantes para dormir. Hasta ahora, se han distribuido kits a más de 1.000 familias. También han distribuido material médico y sanitario para reforzar los centros de salud de la zona, así como combustible para ambulancias. Está previsto que en las próximas semanas se inicie una campaña de vacunación.

Algunas de las zonas donde se habían refugiado los desplazados han sido atacadas, obligando a las familias a huir de nuevo.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *