Últimas Noticias

Más de 350.000 niños refugiados rohingya vacunados contra la difteria

Hasta ahora se han contabilizado 4.800 casos y 35 muertes

Para combatir el brote de difteria que apareció en los campamentos de refugiados rohingya en Bangladesh, donde viven actualmente más de 600.000 personas, la Organización Mundial de la Salud, junto con el ministerio de Sanidad de Bangladesh y UNICEF, está llevado a cabo una campaña de vacunación masiva, en la que se están inmunizado a más de 350.000 niños. La vacuna, pentavalente, servirá también para inmunizarles frente al tétanos, la tosferina, hemophilus influenzae tipo b y hepatitis B.

La campaña comenzó el 27 de enero, y está previsto que se complete el 8 de febrero. Para ello 81 equipos de vacunación llevarán a cabo 1.000 sesiones de vacunación. Cada equipo se compone de dos vacunadores y tres movilizadores comunitarios, y cuenta con el apoyo los líderes comunitarios locales.

Para llevar a cabo esta campaña se han adquirido más de 400.000 dosis de vacunas contra la difteria para inmunizar a los niños, así como a los profesionales de salud, a los voluntarios y al personal que trabaja en los campamentos. Se espera que el número de casos disminuya cuando se produzca la inmunización.

Además de la campaña de vacunación, siguen los esfuerzos para mejorar las condiciones en las que viven los refugiados: saneamiento, agua potable e higiene.

Hasta ahora, se han reportado 4.800 casos sospechosos de difteria y 35 muertes en Cox’s Bazar, donde se encuentra la mayor concentración de refugiados. Se calcula que unos 688.000 rohingya han llegado a Cox’s Bazar desde Myanmar desde el 25 de agosto de 2017 y viven en campamentos improvisados ​​y asentamientos superpoblados. Al menos el 58% de ellos son niños. Se han proporcionado antibióticos y más de 2.500 dosis de antitoxina diftérica para tratar a los pacientes.

Vacunar a las poblaciones vulnerables contra la difteria es un componente clave de la respuesta al brote, que también se centra en la detección temprana de casos sospechosos, el tratamiento adecuado y el seguimiento de los contactos de los pacientes y la administración de medicamentos preventivos y vacunas.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *