Últimas Noticias
ACNUR Informe Tendencias Globales

Macron busca la unidad europea frente a la crisis de la emigración

Cumbre sobre migración en ParísHéctor Alonso

Héctor Alonso

El presidente francés Emmanuel Macron busca lograr la unidad europea frente a la crisis migratoria y de paso anotarse un tanto que contribuya a mejorar su popularidad, que ha descendido notablemente en su país en las últimas semanas. Además de los líderes de los cuatro grandes países europeos (Francia, Alemania, Italia y España), han acudido a la cumbre de París los mandatarios de Chad y Níger, dos de los países de donde procenden buena parte de los migrantes que tratan de atravesar en Mediterráneo para llega a Europa, y Libia, su última etapa antes de jugarse la vida en el mar.

Las principales diferencias entre los países europeos es cómo gestionar la llegada de los miles de migrantes y refugiados procedentes de África y Oriente Medio. Macron había propuesto durante este verano controlar el flujo de migrantes estableciendo en sus rutas en África centros de acogida e información para atender solicitudes de asilo. La idea no fue bien recibida por los países europeos y africanos, ni por los expertos, por considerarla difícilmente realizable.

En la cumbre que se celebra hoy se trata de analizar la situación con los países más afectados e interesados en resolver la crisis. De momento sí se ha puesto de acuerdo en que la invitación a Libia, Chad y Níger era necesaria. En los tres países hay campos de refugiados o personas que tratan de seguir viajando hacia Europa. En Libia a veces son detenidos y extorsionados, y es donde tienen que confiar su suerte a las mafias.

De los cuatro países asistentes a la cumbre, el más interesado en resolver la crisis es Italia, destino de la gran mayoría de los migrantes que se embarcar hacia Europa. La llegada de miles de migrantes rescatados por los buques de salvamento hizo que Italia amenazara hace unas semanas con prohibir su desembarco para obligar a España y Francia a recibirles en sus puertos. Alemania también tiene interés, puesto que su país es al que quieren llegar la mayoría de migrantes, y Francia ha visto cómo la zona costera más cercana a Gran Bretaña, Calais, se convertía en el cuello de botella donde se hacinaron miles de migrantes que tratan de llegar al Reino Unido. España, por su parte, ni siquiera ha aceptado al cupo de refugiados al que se conprometió a acoger a comienzos de la crisis. Sin embargo, Rajoy había manifestado su interés en que la cumbre se aprovechara para avanzar en la cooperación en la lucha contra el terrorismo, vinculando de esta manera la migración con el terrorismo.

Los expertos, sin embargo, no esperan avances significativos tras la cumbre, aparte, quizás, de que los tres países africanos consigan más financiación para atender a los refugiados que llegan a sus países en su camino hacia Europa, algo que Italia lleva tiempo reclamando.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *