Últimas Noticias

Los países más pobres acogen a la mayoría de los refugiados del mundo

Informe Tendencias semestrales 2016- ACNUR

Según el informe Mid-Year Trends 2016 (Tendencias del primer semestre de 2016), que acaba de ser publicado por el Alto Comisariado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la mayoría de los 3,2 millones de personas que fueron expulsados ​​de sus hogares en la primera mitad de 2016 encontraron refugio en países de ingresos bajos o medios. Ello quiere decir que son los países más pobres los que acogen a la mayoría de los refugiados del mundo.

Los conflictos armados, la persecución por razones políticas o religiosas y la violencia obligaron durante la primera mitad de 2016 a que al menos 3,2 millones de personas tuvieran que abandonar sus hogares e incluso sus países, y fueron los países más pobres quienes desempeñaron el papel más importante en el socorro de los desplazados del mundo.

En la primera mitad del año pasado, 1,7 millones de personas se convirtieron en desplazadas dentro de su propio país, y otro millón y medio tuvieron que cruzar al menos una frontera internacional para ponerse a salvo.

Si bien el número de nuevos desplazados fue un tercio menor que en el mismo período de 2015, cuando cinco millones de personas sse convirtieron en desplazadas internos, el total mundial siguió aumentando. Las perspectivas de que las personas desplazadas regresen a sus hogares siguen siendo escasas mientras los conflictos se intensifican.

Más de la mitad de los nuevos refugiados en la primera mitad de 2016 huyeron de la guerra de Siria, y la mayoría permaneció en los países vecinos: Turquía, Jordania, Líbano y Egipto. Otros contingentes considerables huyeron de Irak, Burundi, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Eritrea, Somalia, Sudán del Sur y Sudán.

Si bien no ha alcanzado el nivel de la crisis siria, la situación de los refugiados del sur de Sudán continúa creciendo y afectando a algunos de los países menos desarrollados del mundo, como Sudán, Uganda, Kenia, la República Democrática del Congo, la República Centroafricana y Etiopía. A mediados de 2016, había un total de 854.200 refugiados de Sudán del Sur, ocho veces más que lo registrado en los tres años anteriores. Las crifras empeoraron en la segunda mitad de 2016.

Turquía fue el país que más refugiados acogió, 2,8 millones a mediados de 2016, seguido de Pakistán (1,6 millones), Líbano (1 millón), Irán (978.000), Etiopía (742.700), Jordania (691.800), Kenia (523.500), Uganda (512.600), Alemania (478.600) y Chad (386.100) .

“Hoy nos enfrentamos no tanto a una crisis de números sino a una crisis de la cooperación y la solidaridad, dado que la mayoría de los refugiados se quedan en los países vecinos”, según el informe.

Al comparar el número de refugiados con el tamaño de la población del país que los acoge, o de su economía, se comprueba que la contribución de los países anfitriones es aún mayor. Por ejemplo, en relación con el tamaño de sus poblaciones, Líbano y Jordania acogen al mayor número de refugiados, mientras que en términos de esfuerzo económico las cargas más grandes las soportan Sudán del Sur y Chad.

De acuerdo con este baremo, ocho de los principales países anfitriones de refugiados se encuentran en África, y los otros dos en Oriente Medio. Líbano y Jordania figuran entre los diez principales países de acogida en todas las categorías -números absolutos, contribución económica y per cápita-.

A mediados de 2016, los sirios seguían siendo el grupo más numeroso de refugiados en todo el mundo, con el 32 por ciento del total mundial (5,3 millones de 16,5 millones).

Otra conclusión interesante del informe es que las solicitudes de reasentamiento en terceros países aumentaron, lo que refleja un aumento de los lugares asignados al programa por cada vez mayor número de países. Más de 81.100 personas fueron asignadas a 34 estados en la primera mitad de 2016, con una cifra final anual superior a 160.000, el máximo número de reasentamientos en veinte años, y más del doble del número de registrado en 2012.

Descargar el informe en PDF

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *