Últimas Noticias

LGBT en Centroamérica: obligados a huir para salvar la vida

El Salvador y Honduras tienen una de las tasas de homicidios más altas del mundo, y las personas LGBT son particularmente vulnerables a las pandillas violentas que controlan barrios enteros

Thomson Reuters Foundation

Los homicidios y la violencia contra personas LGBT en América Central están llevando a cientos de personas a huir de sus hogares cada año, pero no tienen un lugar seguro al que acudir, según un informe de Amnistía Internacional (AI) publicado ayer.

Lesbianas, gays, bisexuales y transexuales se ven obligados a abandonar El Salvador, Honduras y Guatemala para escapar de los “niveles de violencia epidémica” y las amenazas de las bandas criminales y las fuerzas de seguridad, dice el informe de AI.

“Estas personas se enfrentan a una discriminación despiadada en Centroamérica debido a su identidad de género, y no tienen absolutamente ningún lugar donde encontrar seguridad”, dijo Erika Guevara-Rosas, directora de América de Amnistía Internacional en un comunicado.

“Aterrorizados en sus hogares y maltratados al tratar de buscar refugio en el extranjero, ahora son algunos de los refugiados más vulnerables de Estados Unidos”.

El Salvador y Honduras tienen una de las tasas de homicidios más altas del mundo, y las personas LGBT son particularmente vulnerables a las pandillas machistas y poderosas que controlan barrios enteros en la ciudad.

Al menos 136 personas LGBT de El Salvador han huido del país desde 2012 y la mayoría de los crímenes quedan impunes, según el grupo local de derechos COMCAVIS.

Cristel, una mujer transgénero, dijo que se vio obligada a huir de El Salvador en 2014 después de recibir amenazas de muerte de una pandilla. Le dijeron que se fuera en menos de 24 horas o la matarían.

“Me obligaron a abandonar mi país … solo porque era transexual, simplemente porque no era una mujer biológica”, dijo Cristel, de 25 años, según el informe de Amnistía.

En Honduras, al menos 264 personas LGBT han sido asesinadas desde 2009, de las cuales más de la mitad eran hombres homosexuales, según el grupo local de derechos Cattrachas.

La semana pasada, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por los “altos niveles de violencia contra las personas transgénero” y su baja expectativa de vida.

Según la Convención de Refugiados de la ONU de 1951, las personas LGBT que han sufrido persecución y crímenes de odio debido a su orientación sexual o identidad de género son elegibles para solicitar asilo.

En un estudio de la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, casi el 90 por ciento de los solicitantes de asilo LGBT y refugiados de Centroamérica entrevistados en 2016 dijeron que habían sufrido violencia sexual y de género en sus países de origen.

La mayoría de las personas LGBT en América Central buscan refugio en México y Estados Unidos, después de haber realizado peligrosos viajes por tierra hacia el norte durante los cuales a menudo son atacados por pandillas, pero pocos solicitan asilo porque las autoridades de Centroamérica y México no les informan sobre sus derechos, dijo Amnistía.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *