Últimas Noticias

La OMS actúa contra la peste en Madagascar

Situación de Madagascar en el continente africano

1.800 casos y 127 muertos desde agosto. Preocupación porque faltan seis meses para el final de la temporada de la enfermedad

La peste no es una desconocida en Madagascar, pero a diferencia de otros años, en esta ocasión se ha extendido por zonas donde no era habitual, lo que ha povocado más casos, desatando la alarma internacional.

Desde el pasado mes de agosto se notificaron más de 1.800 casos de peste sospechosos, probables o confirmados, que dieron como resultado 127 muertes. Este brote es inusualmente severo y preocupante, puesto que aún faltan seis meses para el final de la temporada de esta enfermedad.

Ante la gravedad de la situación la Organización Mundial de la Salud (OMS) actuó rápidamente, liberando fondos y enviando expertos y medicamentos a Madagascar, a la vez que se apoyó a los países vecinos para evitar la propagación de la enfermedad.
La OMS proporciona 1,2 millones de antibióticos para combatir la peste en Madagascar

La peste es una de las enfermedades más antiguas y más temidas. Históricamente, la peste ha sido responsable de pandemias generalizadas con alta mortalidad. Fue conocida como la “Muerte Negra” durante el siglo XIV, causando más de 50 millones de muertes en Europa. Hoy en día, la peste se puede prevenir y tratar fácilmente con antibióticos si se detecta tempranamente, y la infección se puede prevenir mediante el uso de precauciones estándar.

A pesar de la relativa facilidad de tratamiento, la asociación de la peste con la peste negra o bubónica pesa mucho en la conciencia popular, y se cita con regularidad en los informes de los medios y en los titulares de los periódicos sobre los brotes.

Por lo tanto, es importante establecer un equilibrio entre alentar a los países de la región a estar preparados para actuar en caso de un brote, y evitar el pánico que podría dar lugar a medidas innecesarias o contraproducentes, como restricciones comerciales o prohibiciones de viaje a los países afectados.

Evaluar el riesgo

Días después de ser alertados del brote de peste en Madagascar, la OMS realizó una evaluación para determinar el riesgo de una mayor propagación. Teniendo en cuenta las capacidades y vulnerabilidades del país, la evaluación encontró que el riesgo general de una mayor propagación a nivel nacional era alto, a nivel regional era moderado y a nivel mundial era bajo.

La OMS actuó rápidamente para ayudar al Gobierno de Madagascar a responder al brote y, al mismo tiempo, trabajar con países y territorios cercanos.

Los países vecinos de Madagascar -Comoras, Mauricio, Mozambique, Reunión y Mayotte, Seychelles, Sudáfrica y Tanzania- recibieron prioridad para aumentar la preparación y la vigilancia de la enfermedad. La OMS también ha ayudado a Etiopía y Kenya a elevar los niveles de preparación debido a sus conexiones aéreas directas con Madagascar.

Cuando la OMS comenzó a aumentar el apoyo a la respuesta del gobierno malgache al brote, uno de los primeros lugares a los que acudieron fue el aeropuerto internacional de la capital. Un equipo de la OMS aconsejó establecer medidas de salud pública más sólidas y visibles.

El sistema de inspección de salida reforzada proporciona información sobre la peste a todos los viajeros a los que se revisa a través de controles de temperatura y cuestionarios médicos, e incluye procedimientos para aislar y tratar a los pasajeros sintomáticos.

En Isla Mauricio, además de completar la lista de verificación, la OMS ayudó a abordar las preocupaciones sobre el elevado número de vuelos directos entre Madagascar y Mauricio apoyando al Ministro de Salud para comunicar las medidas que se estaban tomando para fortalecer la preparación contra la peste en todos los niveles.

Los equipos de logística de la OMS también han suministrado material, incluidos equipos de protección personal (EPP), antibióticos y otros equipos necesarios para identificar de forma segura los casos de peste en las Comoras, Mauricio, Mozambique y la República Unida de Tanzania.

 

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *