La malaria se suma a la lista de enfermedades que están minando la salud de los yemeníes

Con el sistema de salud de Yemen colapsado, la malaria encuentra campo libre para extenderse

Al cólera (más de un millón de casos) y la difteria, se suma ahora la malaria para acabar de minar la maltrecha salud de los yemeníes. El incremento de casos de esta enfermedad, que ha pasado de 336.000 casos en 2015 a 433.000 en 2016, según datos de la OMS, no es más que otra consecuencia del colapso del sistema sanitario de Yemen, destruido tras años de guerra civil. Los datos más recientes son de 2016, pero es probable que los datos de 2017 sean aún peores.

La causa del incremento de casos de malaria se debe a las malas condiciones de salud de los yemeníes, al mal estado de los sistemas de suministro de agua potable y la destrucción de los sistemas de saneamiento.

Para la Cruz Roja, “Yemen vive con las consecuencias catastróficas de un conflicto prolongado que ha destruido gran parte de su infraestructura vital y ha llevado al sistema de salud al borde del colapso”.

El conflicto ha matado directamente a más de 10.000 personas y paralizado la economía y el sistema de salud de Yemen.

La malaria es endémica en Yemen y alcanza su pico en la temporada de lluvias. El 78 por ciento de la población vive en las zonas de riesgo y la situación sanitaria podría complicarse, con un elevado número de casos y de fallecimientos si no ha disponibles medidas de prevención y de tratamiento, según alertan las agencias humanitarias, como Médicos Sin Fronteras.

Para terminar de agravar la situación, la población se enfrenta en este momento a un riesgo serio de hambruna si se bloquean los dos puertos clave en el Mar Rojo, por donde entra la mayor parte de los alimentos y el combustible.

 

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.