Últimas Noticias

Pilar Estébanez

Las elecciones presidenciales en Francia han dejado de manifiesto un hecho preocupante y que se extiende por todo el territorio de la Unión Europea: la fuerza creciente de los partidos de extrema derecha, antieuropeístas y anti-inmigración.

La Europa que se avecina

Las elecciones presidenciales en Francia han dejado de manifiesto un hecho preocupante y que se extiende por todo el territorio de la Unión Europea: la fuerza creciente de los partidos de extrema derecha, antieuropeístas y anti-inmigración. El partido de Marine Le Pen, Frente Nacional, ha logrado un éxito sin precedentes a pesar de no haber logrado ganar en la segunda vuelta: nada menos que 10,6 millones de votos. Las principales críticas a Le Pen le han llegado de los fundadores del partido, que creen que con un programa más radical en temas como la inmigración, la inseguridad y el desempleo habría logrado mejores objetivos.

Es posible que Le Pen retome estos temas en las elecciones legislativas que se celebrarán dentro de poco y se radicalice aún más creyendo que así podría obtener un mayor apoyo. Lo que está sucediendo en Francia está siendo seguido muy de cerca por el resto de los países europeos, donde los sentimientos xenófobos y anti-inmigración (que se reflejan  en el rechazo a los refugiados, por ejemplo) están ya teniendo reflejo en las políticas gubernamentales llevadas a cabo contra inmigrantes y refugiados, bien para canalizar esos sentimientos, o bien aprovechándose de ellos para poder tomar medidas sin despertar rechazo social.

Recordemos que Gran Bretaña votó la salida de la Unión Europea gracias, en buena parte, a una campaña dirigida a despertar el temor ante la llegada masiva de refugiados. Recordemos que en Holanda o Dinamarca la derecha xenófoba está creciendo. Recordemos que en Hungría el gobierno ha convertido en delicuentes a los migrantes y refugiados, y recordemos, finalmente, que la propia Unión Europea firmó un acuerdo con Turquía que vulnera todos los derechos relativos al asilo y refugio.

Esta es la Europa que se avecina, y esta es la Europa que debemos combatir.

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *