Últimas Noticias

Hungría: Bienvenidos al purgatorio

Miles de inmigrantes y refugiados que tratan de llegar al norte de Europa se han quedado atrapados en Serbia desde que los países vecinos cerraron sus fronteras a principios de 2016. Después de meses de vivir en condiciones miserables en edificios abandonados o centros de recepción superpoblados, muchos intentan cruzar a Hungría. Pocos tienen éxito.

El cineasta Jaime Alekos pasó dos meses antes de este año entrevistando a decenas de migrantes, muchos de ellos menores no acompañados, que describieron haber sido atrapados cerca de la frontera por la policía húngara, golpeados brutalmente y obligados a regresar a Serbia. Sus informes son consistentes con los informes de los equipos de Médicos Sin Fronteras que trabajan en Serbia y que tratan regularmente a los migrantes por lesiones infligidas por patrullas fronterizas húngaras. Los abusos parecen ser sistemáticos y continuos. Esta película recoge los testimonios de los migrantes, así como sus sombrías condiciones de vida en Serbia. La información original aparece en la web de IRIN.

Ver la película

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *