Últimas Noticias

Guterres denuncia la esclavitud y la trata de personas: “no tienen sitio en el mundo de hoy”

El mundo, escandalizado por la venta de inmigrantes en Libia como objetos: 400 dólares es el precio

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, denunció ayer en una intervención ante el Consejo de Seguridad, la esclavitud y la trata de personas que se está produciendo en algunos lugares del mundo y que “no tienen cabida en el mundo de hoy”. Guterres se refería a las noticias que han aparecido estos días sobre la venta de inmigrantes africanos en Libia “como si fueran bienes” (son vendidos por 400 dólares), así como a la servidumbre obligada a la que son sometidas mujeres y niñas por organizaciones como Da´esh, Boko Haram, Al-Shabaab y el Ejército de Resistencia del Señor.

“Los delincuentes y los terroristas capitalizan y perpetúan el desorden y el caos del conflicto. Para financiar sus crímenes, se aprovechan de los vulnerables. Su brutalidad no conoce límites: la explotación sexual, el trabajo forzado, la mutilación y la esclavitud son las herramientas de su oficio”, dijo Guterres en su duro alegato.

“Grupos terroristas como Da’esh, Boko Haram, Al-Shabaab y el Ejército de Resistencia del Señor están obligando a mujeres, niños y niñas a deshumanizar la servidumbre. Estas acciones son abusos graves de los derechos humanos y pueden constituir crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. En los últimos días, todos hemos estado horrorizados por las imágenes de inmigrantes africanos que se venden como “bienes” en Libia”, afirmó Guterres, quién recordó que era obligación de la ONU y de todos los países detener esos crímenes.

“Debemos actuar con urgencia para proteger los derechos humanos y la dignidad de las poblaciones migrantes. Eso significa llevar a los perpetradores ante la justicia. Significa aumentar de inmediato la ayuda humanitaria. Y significa ayudar a las autoridades libias a fortalecer su propia capacidad para proteger y proporcionar a hombres, mujeres y niños vulnerables”, dijo en referencia a lo que está sucediendo en Libia.

Guterres dijo que una de las maneras de acabar con estas violaciones de los derechos humanos pasa por “crear más oportunidades para la migración regular, restaurar la integridad del régimen de protección de refugiados y aumentar el número de refugiados reasentados en el mundo desarrollado”.

Según el Informe global sobre la trata de personas emitido por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), cada vez son más las víctimas de la trata en Irak, Siria y Somalia que aparecen en Asia, Europa y Oriente Medio.

El Consejo de Seguridad ha tomado medidas importantes contra la trata de personas, incluso mediante la aprobación por unanimidad de la resolución 2331 (2016) en diciembre pasado y la resolución que se aprobará esta mañana. Estos textos requieren la focalización de los flujos financieros a los traficantes. Instan a todas las naciones a adoptar y aplicar la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su protocolo sobre la trata de personas.

Una mejor comprensión de los mercados y rutas de la trata de personas fortalecerá el análisis y la prevención. Y la coordinación será crucial, incluso a través del Grupo de coordinación interinstitucional contra la trata de personas, según explicó Guterres.

En cuanto a las víctimas de trata, “éstas deberían manejarse como víctimas del delito y no detenidas, procesadas ni castigadas por actividades ilícitas en las que se las obligó a participar para poder sobrevivir”, afirmó.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *