Francia comienza el desalojo de la “jungla” de Calais

Francia comienza el desalojo de la “jungla” de Calais
El Gobierno francés anunció que el cierre del campamento, donde malviven más de 6.000 migrantes en las cercanías de Calais y que comenzó hoy, “se hace por razones humanitarias”. Los habitantes del improvisado campamento, la mayoría de ellos procedentes de países africanos y asiáticos, se habían instalado en las cercanías de las instalaciones del Eurotúnel, con la esperanza de lograr llegar a Gran Bretaña. Sin embargo, a lo larto de estos dos años, se intensificaron las medidas de seguridad de las instalaciones, por lo que quedaron varados en improvisados campamentos que carecían de las mínimas condiciones y que eran conocidos como “la jungla”.

Las autoridades francesas calculan que hoy, primer día de desalojo, más de 2.500 personas abandonarían “la jungla”, para ser transportados en autobuses hasta centros de acogida por todo el país.

Sin embargo, el comienzo de la operación de desalojo no fue tranquilo: durante la noche, grupos de migrantes prendieron fuego a los sanitarios y lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad, que se desplegaron alrededor del campamento.

El Gobierno socialista dice que está cerrando el campamento, el hogar de 6.500 migrantes que huyen de la guerra y la pobreza, por razones humanitarias. Se planea reubicarlos en 450 centros en toda Francia.

Muchos de ellos proceden de Afganistán, Siria y Eritrea, y tendrían la posibilidad de solicitar asilo, pero su intención era llegar a Gran Bretaña, que rechaza esta posibilidad alegando la norma europea que obliga a que pidan asilo en el primer país de la UE en el que pusieron pie.

Sin embargo, las autoridades francesas y británicas tienen un problema, los menores no acompañados, cuyo destino sigue siendo incierto. Francia y Gran Bretaña están negociando quién se debería ocupar de ellos.

Por su parte, el partido ultraderechista Frente Nacional, criticó el desmantelamiento del campo y el traslado de sus ocupantes, porque va a significar “la creación de mini-Calais por toda Francia”.

También se teme que muchos no quieran ser trasladados y se dispersen por los alrededores, fuera de los campamentos, para regresar después, una vez que el campamento sea arrasado por las excavadoras. Así lo creen los representantes de algunas de las organizaciones humanitarias que trabajaban en “la jungla”.

{jcomments on}

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *