Últimas Noticias

Fallados los Premios Goldman 2017. Dos ganadores fueron asesinados en el último año

Un guardabosques congoleño, un activista indígena guatemalteco y un octogenario que bloqueó a una compañía minera, entre los ganadores de este año. Dos de los ganadores de 2005 y 2015 fueron asesinados tras ganar el Premio

El comité de premios está buscando maneras de mejorar la seguridad de los ganadores para que puedan continuar con su labor

Un guardabosque de congoleño, un activista indígena de los derechos de la tierra y una granjera australiana octogenaria que bloqueó a una empresa minera de carbón que pretendía quitarle su granja, fueron los seis ganadores de uno de los premios ambientales más prestigiosos del mundo, fallado hoy.

Anunciado en San Francisco, el Premio Medio Ambieltan Goldman, dotado con 175.000 dólares a cada ganador se ha fallado en medio de la creciente violencia contra los activistas de derechos de la tierra. Dos ganadores anteriores del premio fueron asesinados por su activismo. En enero, hombres armados asesinaron al mexicano Isidro Baldenegro, uno de los ganadores de 2005 y activista anti-registro. La abogada hondureña de derechos indígenas Berta Caceres, que ganó el premio en 2015, fue asesinada el año pasado.

“Que los ambientalistas están bajo amenaza es un reflejo de lo que está sucediendo en el mundo en este momento”, dijo Lorrae Rominger, directora en funciones del Premio Goldman Premio Ambiental. “Los activistas que luchan contra intereses muy poderosos están en peligro”, dijo en declaraciones a Reuters.

El comité de premios está buscando la forma de mejorar la seguridad de los ganadores para que puedan continuar sus campañas.

Globalmente, más de tres ambientalistas y activistas por los derechos de la tierra fueron asesinados por semana en 2015, frente a dos por la semana en 2014, según el último informe de Global Witness, un grupo de campaña con base en el Reino Unido.

Rodrigue Katembo, de 41 años, un guardabosque en el Parque Nacional Virunga de la República Democrática del Congo, denunció, a pesar de los riesgos para su vida, las prácticas corruptas de una compañía petrolera que busca perforar en el área protegida.

Su exposición sobre el intento de la empresa de sobornar a los funcionarios llevó a la compañía petrolera a retirarse del proyecto. Pero como parte de la investigación, Katembo fue arrestado y torturado durante 17 días.

Tierra indigena

Otro ganador, Rodrigo Tot, activista por los derechos de la tierra y líder comunitario del pueblo indígena guatemalteco Q’eqchi, dijo que uno de sus hijos fue asesinado por su activismo. Tot ha liderado campañas para proteger tierras indígenas del gobierno y compañías mineras extranjeras que buscan aprovechar los depósitos de níquel en el centro de Guatemala. Las minas de níquel podrían haber envenenado las fuentes locales de agua descargando aguas residuales no tratadas en arroyos y lagos utilizados para la pesca y la agricultura.

Su campaña logró una sonada victoria cuando el Tribunal Constitucional de Guatemala ordenó al gobierno en un fallo histórico en 2011 para emitir títulos de propiedad a la comunidad de alrededor de 400 personas que viven en el pueblo de Agua Caliente, pero el gobierno no ha cumplido con la decisión del tribunal.

La ganadera australiana Wendy Bowman, co-ganadora del premio, es conocida por su exitosa lucha para detener la expansión de la mina de carbón que, según ella, causa contaminación del aire y del agua. Bowman, de 83 años, es uno de los últimos residentes en Camberwell, un pequeño pueblo en Hunter Valley, en el sureste de Australia, un área rodeada por la minería del carbón. Logró impedir que Yancoal, una compañía minera propiedad de China, se hiciera con su granja familiar y se negó a vender su tierra a la compañía, dijo el comité de premios.

Otros ganadores son Uros Macerl, un agricultor orgánico de Eslovenia que bloqueó con éxito una instalación cementera que habría producido residuos tóxicos, el activista india anti-minería Prafulla Samantara y un mediador comunitario de Los Angeles que se llama Mark López.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *