Últimas Noticias

Empeora la situación de los refugiados en las islas griegas

Hacinamiento, escasez de agua y malas condiciones de higiene en los centros de acogida de refugiados

Héctor Alonso

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha expresado su preocupación por el deterioro de la situación de los refugiados en las islas del Egeo oriental. Durante el mes de agosto se ha incrementado el número de recién llegados, hasta el punto de que las instalaciones de acogida están superpobladas y sus ocupantes sufriendo malas condiciones de vida.

Según un informe de ACNUR, la situación es preocupante en Lesbos Chios, Samos y Leros, que han recibido el mayor número de llegadas, incluyendo muchos niños. Más de la mitad provienen de Siria e Irak. Durante el mes de agosto se han registrado 3.695 llegadas, que se suman a las 2.249 registradas en julio.

Aunque ACNUR reconoce que se han producido progresos, ha solicitado que se adopten medidas urgentes para mejorar las condiciones en las instalaciones de recepción, así como el despliegue de personal, sobre todo sanitario y de apoyo psicosocial y para garantizar la protección de los niños no acompañados.

Las llegadas a Lesbos, Samos y Leros son superiores a los traslados al continente, lo que está haciendo que empeore rápidamente las condiciones de vida de los refugiados, ya de por sí difíciles. Las salidas estimadas para el continente el mes pasado fueron de 2.561 frente a 3.695 llegadas, según datos de las autoridades.

Muchas de las personas refugiadas llevan meses en esos centros, lo que está afectando a su saud física y mental. El riesgo de violencia, automutilación y agresiones sexuales son muy preocupantes, según ACNUR.

La situación es crítica en Samos. A pesar del reciente traslado de unas 640 personas al continente, más de 1.900 personas permanecen hacinadas en un área prevista para 700 personas en el Centro de Recepción e Identificación (RIC) de Vathy. Entre ellos hay más de 600 niños, así como mujeres embarazadas, casos médicos graves y personas con discapacidades.

Los riesgos son cada vez mayores para su salud y bienestar, debido a la escasez de agua y las malas condiciones de higiene.

En Chios, hubo más de 500 llegadas en agosto. El centro de acogida aloja a más de 1.100 personas, muchas de las cuales se alojan en contenedores. Los recien llegados viven en tiendas de campaña.

En Lesbos, la tensión sigue siendo alta en el centro de aogida de Moria, que ha sufrido dos disturbios en las últimas semanas en protesta por el ritmo lento de registro y procesamiento de asilo para ciertas nacionalidades, así como las condiciones de hacinamiento. En agosto, hubo 1,052 llegadas a Lesvos y más de 700 en la primera semana de septiembre. Lesbos acoge a unas 5.000 personas.

En Leros, se registraron más de 290 llegadas en agosto, y el número de personas en la isla se situó el viernes en 649.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *