Últimas Noticias

El matrimonio infantil se dispara en Yemen por la hambruna

El matrimonio infantil o forzado se ha disparado en Yemen como consecuencia de las dificultades que tienen las familias para alimentar a sus hijos por culpa de la guerra, según ha alertado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en un informe publicado con motivo del segundo año de guerra que sufr el país. Actualmente, más de dos tercios de las niñas en Yemen se casan antes de cumplir 18 años, cuando antes del conficto ese porcentaje era del cincuenta por ciento. Esto se debe a que los padres casan a sus hijas antes para reducir el número de bocas que alimentar o porque creen que las niñas estarán mejor cuidadas con sus nuevos maridos.

La guerra está teniendo un impacto brutal en la sociedad yemení, y en la dificultad para acceder a los alimentos. Alrededor del 80 por ciento de las familias en Yemen están endeudadas por haber pedido prestado dinero para alimentar a sus hijos. El pago de la dote, una tradición cultural, es un recurso económico para afrontar la falta de dinero.

Uno de los problemas más graves de Yemen es que no existe un límite de edad legal para contraer matrimonio, lo que supone que incluso se casan niñas de ocho o nueve años. Las organizaciones activistas alertan de que muchas de estas niñas mueren a causa de las lesiones o complicaciones en el parto, tras haber quedado embarazadas como consecuencia de lo que no es más que una violación.

La guerra, que se prolonga ya dos años entre el gobierno que controla la capital, pro-iraní, contra la coalición liderada por Arabia Saudí, ha causado el colapso económico del país y ha provocado una escasez muy severa de alimentos y combustible.  Más de 10.000 personas han muerto en el conflicto y alrededor de tres millones de personas han abandonado sus hogares, aunque algunos están regresando. A la cifra de muertos por la guerra, hay que sumar como víctimas a las niñas que son casadas a la fuerza.

El matrimonio infantil, o matrimonio forzado, además de poner en peligro la vida de las niñas, les priva de educación y oportunidades, y aumenta el riesgo de violencia doméstica y sexual.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *