Últimas Noticias

Expulsión de dos millones de afganos de Irán y Pakistán: el Banco Mundial pide que se regularice la inmigración laboral

El retorno masivo de migrantes afganos a su país podría desestabilizarlo, por su frágil economía

Alrededor de dos millones de afganos han sido obligados a abandonar Irán y Pakistán desde 2015

Afganistán, un país devastado por la guerra, podría impulsar su frágil economía si los países del Golfo cercanos ofrecieran empleos temporales y legales a los inmigrantes, dijo el Banco Mundial, en un contexto de expulsiones masivas de personas de esta nacionalidad de Irán y Pakistán.

Millones de refugiados y migrantes afganos no registrados han sido deportados o han regresado voluntariamente a sus hogares desde 2015, lo que suscita la preocupación de cómo afrontará Afganistan semejante afluencia en tan poco tiempo.

“En ausencia de empleos suficientes, una población joven en crecimiento, subempleada y ociosa representa un derroche de capital humano y un posible riesgo de conflicto”, dice el Banco Mundial en un informe. “La movilidad laboral representa una oportunidad importante para los migrantes afganos, la economía afgana y los países receptores”.

Más de seis millones de afganos se refugiaron en los países vecinos, Irán y Pakistán sobre todo, después de la invasión soviética de 1979, según lNaciones Unidas, pero las tensiones recientes han aumentado los temores de retornos masivos forzados.

Alrededor de dos millones de afganos han sido deportados o lo serán próximamente, desde 2015, según datos de la ONG Oxfam. Los países europeos también han deportado afganos, a pesar del aumento de la violencia en el país, donde los grupos talibán siguen luchando contra el gobierno.

Si Afganistán firmara acuerdos bilaterales con los países del Golfo cercanos -el tercer destino de migración más importante del mundo- podría crear 75.000 empleos en el extranjero anualmente y triplicar las remesas en 15 años, dijo el Banco Mundial.

Con una tasa de desempleo del 20 por ciento y 400.000 personas ingresando al mercado de trabajo cada año, esto podría proporcionar un salvavidas para muchas familias en Afganistán.

La mayoría de los migrantes afganos son trabajadores no cualificados, a menudo analfabetos, que viajan ilegalmente, dijo el Banco Mundial. Si se abriesen canales legales, podrían aprender un oficio antes de viajar o incluso en el país de destino.

Casi tres de cada cuatro afganos que regresan a sus hogares después de buscar refugio en el extranjero se ven obligados a huir de nuevo debido a nuevos combates, dijo el Consejo Noruego de Refugiados en enero.

Una gran afluencia de repatriados de Pakistán e Irán desafiaría al gobierno y las agencias de ayuda, ya que Afganistán ya se está enfrentando a  un gran número de desplazados internos, según advierte Naciones Unidas.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *