Últimas Noticias

Canadá y EEUU actuarán frente a los refugiados que atraviesan la frontera entre ambos países

Cientos de personas, principalmente de África, pero también de Oriente Medio, han atravesado la frontera de Estados Unidos y Canadá para solicitar asilo

Apenas una semana después de que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, comenzara a recibir presiones en su propio país por la actitud permisiva de la policía canadiense en los pasos fronterizos entre Estados Unidos y Canadá, donde muchos migrantes y posibles refugiados buscan asilo, se ha anunciado que ambos países se coordinarán para abordar este problema. Desde la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, se ha acelerado el tránsito de migrantes y refugiados -africanos y de Oriente Medio, principalmente- hacia el norte, dada la facilidad con la que podían atravesar los pasos fronterizos sin apenas vigilancia.

La preocupación de los norteamericanos no es que estas personas se marchen de su territorio, sino cómo llegaron a entrar en Estados Unidos. Se trata, además, de un fenómeno nuevo, por lo menos a este nivel: personas que piden refugio en Canadá procedentes de Estados Unidos. Las autoridades norteamericanas quieren recabar información sobre estas personas: cómo entraron en Estados Unidos y cuál es su situación.

Según las autoridades canadienses, la mayoría de las personas que han llegado a Canadá de esta manera tenían pasaportes con visados en regla que les permitían su estancia en Estados Unidos. La deducción es lógica: llegaron a Estados Unidos de forma legal antes de que Trump pusiera en práctica su cierre de fronteras, y ahora tienen miedo de ser expulsados, a pesar de haber entrado legalmente en Estados Unidos.

Tal y como contamos en Actualidad Humanitaria el pasado 24 de febrero, la llegada de tantos migrantes está convirtiéndose en un problema para el primer ministro Trudeau: por una parte la izquierda quiere una mayor permisividad, y la derecha lo contrario, alegando problemas de seguridad nacional.

La frontera entre Estados Unidos y Canadá es enorme: 8.900 kilómetros, la mayor parte sin vigilancia. En lo que va de año, casi cuatro mil personas han solicitado asilo en Canadá. El temor de los críticos en Canadá es que esa vulnerabilidad de su frontera acabe suponiendo un verdadero problema de seguridad nacional.

Imprimir
Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *