Últimas Noticias
Migrantes en un punto de registro en Italia
Migrantes en un punto de registro en Italia. Foto AI

Amnistía Internacional denuncia malos tratos a los migrantes en Italia

 Han recogido testimonios de palizas y expulsiones ilegales

La organización Amnistía Internacional ha publicado un informe que recoge testimonios de palizas, descargas eléctricas y humillaciones sexuales cometidas contra migrantes y refugiados que se resistieron a que les tomaran las huellas digitales. También expulsiones ilegales, sin cumplir los procedimientos que marca la legislación italiana y europea. Según este informe, publicado ayer, estos hechos se han cometido por la presión europea para que Italia procese con rapidez a los miles de migrantes que llegan por barco. El jefe de la policía italiana ha negado dichas acusaciones y ha alegado que los funcionarios italianos trabajan conjuntamente con personal de la Unión Europea y que todo se hace con la máxima legalidad.

Durante 2016, Italia ha sustituido a Grecia como principal punto de entrada de los migrantes a Europa, por el cambio de ruta. El reforzamiento del control de los puntos por donde accedían hasta este año al continente europeo -las islas griegas- ha llevado a los traficantes de personas a cambiar las rutas por el Mediterráneo Central, mucho más peligrosas, ya que parten de Libia, y mucho más difíciles de controlar por las autoridades europeas.

En septiembre de 2015, la Unión Europea pidió a Italia y a Grecia que establecieran “hotspots” -puntos calientes- para identificar e imprimir huellas dactilares a los migrantes. La ley europea dice que los migrantes deben permanecer en el país en el que entran por primera y eso se determina por el lugar donde han sido registradas sus huellas. Hasta el año pasado, la mayoría de los migrantes se negaban a ser identificados para continuar viaje hacia el norte de Europa.

La Unión Europea ha presionado a Italia para que registrara a esos migrantes con el objetivo de detener el flujo hacia los países del norte, lo que les ha llevado a actuar incluso por encima de lo legal, según Amnistía Internacional.

La Comisión Europea también ha negado que en los “hotspots” se estén cometiendo irregularidades en el registro, y que no les constaba ningunda denuncia. Sin embargo, Amnistía Internacional asegura que desde julio de 2015 ha entrevistado a 170 refugiados y migrantes. La mayoría dijeron que habían aceptado que sus huellas se registraran, pero 24 de ellos alegaron malos tratos.

Amnistía dijo haber entrevistado a más de 170 refugiados y migrantes en Italia desde julio de 2015. La mayoría no se negó a dar sus huellas dactilares y no informó problemas, pero 24 personas alegaron haber sido objeto de malos tratos por parte de la policía. Por ejemplo, fueron obligados con fuerza necesaria o excesiva a dar sus huellas. El informe recoge el testimonio de un joven de 27 años, sudanés, que dijo que la policía le había golpeado y fue castigado con descargas eléctricas y desnudado.

La organización también criticó el sistema de evaluación en los puntos de llegada, donde se selecciona a los que pueden ser solicitantes de asilo de los considerados migrantes irregulares. Según Amnistía, se les somete a un interrogatorio para evaluar si pueden ser mercedores de proceso de refugio sin información ni asesoramiento, a veces recién llegados, agotados y traumatizados.

En los últimos tres años han llegado a Italia, la mayoría en barco, más de 470.000 migrantes, principalmente de África subsahariana. Al menos 3.750 han muerto este año durante la travesía.

España sólo ha acogido a 50 personas de las 2.676 que se comprometió a reubicar desde Italia.

Volver a Público

Imprimir

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *